"A Vélez le ganamos"

BOCA - VELEZ: Basile y Cía. confían en que hoy, con Riquelme entre los 11, arranque la levantada del equipo. Igual, todos saben que una derrota podría ser el final... Hoy, a las 18.10 en la Bombonera.
"A Vélez le ganamosss".

Alfio Basile destila confianza. El presidente Ameal y un grupo de dirigentes se llevaron esa frase del Coco luego de su visita al vestuario el último martes. En realidad, todos, cuerpo técnico, directivos y jugadores, coinciden con el mensaje ganador tanto puertas adentro como afuera: este Boca necesita un triunfo para empezar a despegar y la mayoría cree que esa victoria que se hace desear desde el 2-1 a Lanús puede darse justamente esta tarde a las 18.10 ante Vélez.

No se trata de subestimar al rival. Hay respeto por el equipo de Gareca, lo colocan entre los dos o tres mejores de la actualidad. Más aún luego de la eliminación sufrida en carne propia en la Sudamericana. "Necesitamos un triunfo. Por ahí le ganamos de pedo a Vélez y arranca la levantada. Luego nos tocan Racing y Tigre, que vienen mal, y el superclásico, donde nos suele ir bastante bien. Así, nos acomodaríamos en la tabla", dijo un directivo. Ayuda, claro, que Vélez haya jugado campeonato y Copa las últimas dos semanas (el jueves, incluso, tuvo que viajar a Chile y levantar un 0-2). "Quizá estén cansados, con la obligación de meter algunos cambios. Habrá que aprovecharlo", pensó alguien cercano al DT.

¿Qué otro argumento tienen Basile y cía. para sostener la ilusión de empezar a dar vuelta la historia? La última semana, el mundo Boca se tomó dos aspirinas que calmaron, por un rato, los inconvenientes. El rendimiento de cuatro de sus muchachos en la Selección alimentó la esperanza y la práctica del viernes, con un Román que metió dos goles de tiro libre (el otro lo hizo Gaitán), llenó la panza. Así, ganar no parece tan imposible.

Esos síntomas de levantada le sirven al Coco para enfocarse ahora en la cabeza de su plantel. Luego del golpe anímico por el 2-3 ante Godoy Cruz y el amago de renuncia, Basile está enchufado para motivar a los suyos. Tener a Riquelme entre los 11 le da tranquilidad aunque no sea su mejor versión y con el tobillo maltrecho. "En algún momento esta malaria se tiene que cortar. Creo que a Vélez le ganamos", contó un referente del equipo, y muchos coinciden. Es saludable, claro, que un plantel tenga esa esperanza, aunque el presente diga lo contrario.

Ojo, nadie se engaña tampoco. Sobran ganas y confianza, además de un plantel con experiencia y nombres. Pero saben que el final del ciclo estuvo cerca y que, de no darse el resultado esperado, podría precipitarse la salida del Coco. El rumor acerca de una reunión de los referentes con el DT, para avisarles de su salida en caso de derrota está instalado. Pero nadie piensa en eso. Porque hay fe. Sobra.

Comentá la nota