Los velenses siguen esperando que devuelvan el puente de hierro

El concejal Eduardo Ferrer, hace un año atrás expresaba que el “puente de hierro” retirado por el municipio debía volver a María Ignacia Vela. Porque el pueblo lo reclamaba con el objetivo de preservar su patrimonio cultural.
Hace un año aproximadamente Eduardo Ferrer, cuando todavía no había asumido como concejal del Frente para la Victoria, ante un informe de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas (expediente Nº 4383/00/2006), manifestaba que: “las vigas (a las que el pueblo de Vela identifica como el viejo puente de hierro) estuvieron tiradas no porque los velenses quisieron, sino por decisión de los gobiernos de turno, que prometieron ubicarlas en un nuevo puente, que fue construido posteriormente sin las mencionadas piezas”. Aclara el concejal, que en la actualidad siguen tiradas cerca del cementerio de Tandil, en la Dirección de Vialidad.

También señalaba en aquella oportunidad, que los pueblos le dan sentido identitario a las cosas que lo rodean (monumentos, sierras, edificios públicos, puentes antiguos, árboles, vigas…) Las vigas del viejo puente de hierro son parte del patrimonio cultural y es innegable que poseen un valor simbólico para los habitantes de Vela. Preservarlos en algún lugar –como en el Museo de Maquinarias- no es algo decorativo sino una auténtica necesidad para construir y fortalecer su identidad.

Asimismo sostuvo que en reiteradas ocasiones se ha reclamado por distintos medios e incluso en una oportunidad se llegó al despacho del Ejecutivo con representantes de distintas instituciones por las piezas del puente en cuestión.

Ahora Ferrer opina, que el municipio reconoce las cualidades de la bella arquitectura que tiene la estructura de hierro y sabe muy bien que es parte de la rica historia que la localidad tiene. Por tal motivo, es que la gente de María Ignacia quiere que su viejo puente de hierro le sea devuelto. Las vigas estuvieron durante muchos años en Vela, y son parte de su patrimonio cultural, de su identidad y de sus raíces; no entender esta cuestión es no saber interpretar el destino de una comunidad.

Por último, dijo el concejal: “como expresé hace tiempo atrás, espero particularmente que aprovechando la inauguración de las obras del balneario en María Ignacia, las autoridades tengan un gesto de grandeza y madurez y tomen la decisión, que seguramente será la que el pueblo de Vela quiere, restituir el puente”.

Comentá la nota