Velázquez mantiene la decisión de resolver el problema de alojamiento en Buenos Aires

El presidente del Insssep, Atilio Velázquez, salió ayer al cruce de las críticas que recibió tras anunciar la decisión de resolver el grave problema de alojamiento que tienen los afiliados que viajan a Buenos Aires para recibir atención médica, y que utilizan los servicios que ofrece la delegación del organismo que funciona en un viejo edificio de la Capital Federal
"Son opiniones que desconocen cómo trabaja el personal y cómo funciona el alojamiento en esa delegación", dijo el funcionario. "El edificio de la delegación porteña del Insssep es obsoleto", agregó.

En una rueda de prensa, Velázquez recordó que la delegación porteña del Insssep en un momento fue trasladada a un residencial ubicado en la calle Sarmiento 3560, en la Capital Federal, que no estaba en condiciones. "Los afiliados al Insssep que ocupan el residencial se alojan en condiciones indignas y en una infraestructura obsoleta, por lo que nos hemos propuesto desde un comienzo encontrar una solución integral a esta situación", remarcó el presidente del Insssep, quien mantuvo ayer una reunión con los vocales y demás integrantes del organismo para plantear el problema y escuchar propuestas.

Velázquez dijo que para resolver el problema del alojamiento de afiliados en Buenos Aires se analizaba la posibilidad de vender el edificio de la calle Sarmiento, o bien realizar refacciones en el residencial. Otra alternativa --explicó-- pasa por llegar a un acuerdo con una empresa constructora para levantar un nuevo edificio en ese lugar.

"Queremos que las condiciones de dignidad de los afiliados que van por problemas de salud estén presentes en el servicio que prestamos", dijo Velázquez y recordó que gran parte de las habitaciones del edificio ubicado en la calle Sarmiento 3560 están "en muy mal estado".

Responde a Atech

Velázquez salió así al cruce de declaraciones de la titular del gremio docente Atech, Rosa Petrovich, quien cuestionó la decisión de vender el edificio que el Insssep tiene en Buenos Aires. Tras aclarar que la posible venta era una de las alternativas que se analizaba, y que expuso ante el directorio las otras posibilidades, Velázquez consideró que la opinión de Petrovich había sido "un celo desmedido" en relación a los asuntos del Insssep. "Me llamó la atención la actitud de Petrovich, porque siempre tuve buen diálogo con Atech", dijo.

Ayer, el vocal de Atech en el Insssep Raúl Oddi reiteró que la versión que había salido en los medios se refería a la venta del edificio del Insssep en Buenos Aires, y que en función de esa información se pronunció la titular del gremio docente. Por otra parte, Oddi remarcó que la Atech sigue sosteniendo que no se debe vender el edificio, aunque valoró las medidas que se puedan tomar para mejorar los servicios a los afiliados.

Comentá la nota