Velan armas en el PJ bonaerense

Velan armas en el PJ bonaerense
El peronismo convocó al congreso partidario para el sábado. El titular de la CGT ironizó con que Francisco de Narváez es "demasiado coqueto" para aspirar a conducir el PJ y desafiar a Néstor Kirchner. Disputas en el kirchnerismo por la conducción provincial.
La pelea por el control del peronismo está empezando a vivir sus primeras escaramuzas, sus primeros escarceos. La disputa a nivel nacional se resolverá en las primarias de agosto de 2011. Todo indica que esa elección interna, programada por la Reforma Política sancionada en el Congreso, volverá a enfrentar a los dos grandes competidores de la última elección legislativa: los diputados Francisco de Narváez y Néstor Kirchner. Mientras que el santacruceño sigue sin confirmar si reasumirá finalmente como presidente del PJ –cargo al que renunció tras los resultados del 28 de junio–, el empresario dueño de medios desliza que no descarta competir en la interna contra Kirchner. Ayer, un día después del acto masivo en Vélez por el Día del Camionero que compartió con la Presidenta, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, salió a opinar sobre las chances de De Narváez de convertirse en el nuevo conductor del peronismo. "Me parece bastante difícil. El peronismo siempre tuvo hombres no demasiado coquetos. No lo veo para conducir el PJ", dijo Moyano.

Como la definición nacional del futuro del peronismo entró en un compás de espera hasta agosto de 2011, la atención por ahora está puesta en lo que suceda en el PJ bonaerense. Como corresponde al distrito más poblado del país, el peronismo de la provincia de Buenos Aires siempre fue determinante en las luchas de poder internas del movimiento. Eso lo supo muy bien Carlos Menem en 1988 cuando eligió al entonces intendente de Lomas de Zamora, Eduardo Duhalde, como el coronel que le garantizaría una cabecera de playa en la provincia que gobernaba su rival, Antonio Cafiero. Esos antecedentes explican por qué hay tanta expectativa con lo que pueda pasar con el peronismo provincial que conduce Alberto Balestrini. La relación entre Balestrini y Kirchner –estrechos aliados incluso desde antes de 2003– no pasa por su mejor momento desde que el proyecto original de reforma política pensado para la provincia fue modificado a último momento: los cambios buscaban evitar el desdoblamiento de las internas bonaerenses respecto de las nacionales.

La actualidad del PJ bonaerense podrá ser cotejada en el congreso partidario que se celebrará el sábado en la localidad de Caseros, partido de Tres de Febrero. El congreso es la máxima autoridad del partido y debe reunirse por lo menos una vez al año. En la reunión, para la que serán citados todos los congresales del partido, aunque algunos ya decidieron no asistir, se elegirá al nuevo presidente del congreso y a su mesa de conducción. Desde hace semanas, el nombre del diputado José María Díaz Bancalari viene sonando como el candidato puesto para ser el nuevo titular del congreso partidario. Dirigente de San Nicolás, Díaz Bancalari contaría con el respaldo de Balestrini en su carácter de presidente del PJ provincial. Sin embargo, en las últimas horas comenzó a surgir un candidato alternativo para ocupar el mismo cargo de Díaz Bancalari: se trataría del titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Horacio González, dirigente de Ituzaingó, oeste del conurbano.

Un freno para el Colorado

En el último congreso del PJ fue electo como titular del cuerpo un dirigente muy conocido de Lomas de Zamora, Osvaldo Mércuri. El sábado, el lugar que supo ocupar Mércuri será ocupado por Díaz Bancalari o por el dirigente de Ituzaingó que preside la Cámara baja bonaerense y que luce un nombre y un apellido exactamente iguales a los del director de la Biblioteca Nacional. Ayer, en diálogo con Página/12, un dirigente del PJ provincial aseguró que la puja de último momento por ubicar a González en lugar de Díaz Bancalari no debe ser interpretada como una acción contra Kirchner. "No es ni a favor ni en contra de nadie", explicó a este diario. En el peronismo bonaerense vienen siguiendo con mucha atención el mapa del justicialismo a nivel nacional y las perspectivas que se abren para eventuales candidaturas. En agosto de 2010, el PJ deberá elegir a su candidato a gobernador bonaerense y a su candidato a presidente. Desde el peronismo disidente, De Narváez aún no ha definido si competirá en las primarias como precandidato a gobernador, para lo cual no tiene ningún obstáculo legal, o como precandidato a presidente, aunque en este caso debería ser beneficiado por un fallo de la Corte Suprema que lo autorice a postularse a pesar de haber nacido en un país extranjero: Colombia. Una encuesta reciente refleja que el empresario de medios y accionista de múltiples fondos de inversión obtiene números bastante altos en los sondeos que preguntan por una eventual primaria con participación de independientes. De Narváez aparece primero, con un 29 por ciento.

En el PJ bonaerense creen que De Narváez será uno de los seguros contendientes de la primaria del peronismo bonaerense. Descuentan que intentará quedarse con la candidatura a gobernador. El interrogante en ese caso es quién será el gran rival de De Narváez. De bajo perfil tras su retorno a Tigre, el ex jefe de Gabinete Sergio Massa sueña con convertirse en el candidato que frene al Colorado del "alica-alicate". Aunque Massa tuvo sus roces con el matrimonio presidencial, desde que volvió a ser intendente evitó hacer declaraciones críticas sobre el rumbo del Gobierno: una costumbre que sí ha venido llevando adelante su antecesor, el también ex jefe de Gabinete Alberto Fernández.

Comentá la nota