Veintiséis horas de una ?puesta en escena? que terminó mal para el Intendente

Desde un principio Ricardo Moccero buscó que el gremio levantara la medida de fuerza para después seguir negociando el tercer 10%, el que se había comprometido a dar en diciembre si la Provincia garantizaba un aporte del tesoro extra de 3 millones de pesos, algo técnicamente imposible y que el Jefe comunal siempre supo que era así, tal como la Viceministro de Economía bonaerense se los manifestó al Sindicato alrededor de las 20:00 del martes, cuando ya trabajadores y concejales habían deambulado por todo La Plata.
El viernes de la semana pasada fue muy difícil tanto para los trabajadores municipales como para el intendente Ricardo Moccero y sus funcionarios, un día que se estuvo al borde de la violencia, un día en el que la presión de la gente dio por tierra con las argucias del hombre que gobierna el distrito, un día que no olvidarán fácilmente los municipales, pero en definitiva? un día en el que el Intendente estructuró su última estrategia: provincializar el conflicto.

El acta, que comenzara a redactar el abogado de la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo, Rodolfo Frers, y terminara por borrar en su gran parte y escribiera el actual secretario de Seguridad, Ernesto Palenzona, con la supervisión de los letrados Pedro Rodríguez, por el gremio, y Carlos Gañan, por el municipio, terminó por atar con un moño la estrategia que tenía Ricardo Moccero en su cabeza, trasladar el problema al Gobierno provincial, a Daniel Scioli.

Para lograr el objetivo debía tener cómplices y el delegado regional de Trabajo, Eduardo Cattaldi, lo fue. Simple, en principio una delegación integrada por miembros del Sindicato de Trabajadores Municipales, encabezada por el secretario general Rubén Allende y de concejales, debía viajar el martes a la ciudad de La Plata y allí se encontraría con el Jefe comunal y los funcionarios que él creyera convenientes, para mantener una reunión con el ministro de Economía, Alejandro Arlía. El objetivo, buscar el compromiso del Gobierno provincial para que le otorgue al distrito de Coronel Suárez 3 millones de pesos más, extra de la coparticipación, para hacer frente a ese 10% a diciembre que faltaba cerrar para que el paro activo se levantara.

Estaba muy claro, viajaban para entrevistarse con Alejandro Arlía, ministro de Economía. Pero algo sucedió?

¿Qué?, ya el lunes por la tarde el intendente a través de su secretaria le anunciaba al Sindicato, a través de Rubén Allende, que la reunión iba a ser a las 11:00 del martes, pero con el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango.

¿Por qué con el Ministro de Trabajo?, preguntó Rubén Allende.

? Para seguir negociando, le respondió el Intendente por teléfono, cuando ya había comenzado a ?tejer? su estrategia.

? Nosotros ya no tenemos más nada que negociar, respondió con criterio Allende, ya indignado por sospechar lo que iba a suceder. "Acordamos viajar para destrabar recursos y así dar el último 10% a diciembre", acotó.

Pero, del otro lado no hubo respuestas, sólo excusas.

La partida rumbo a La Plata

En cada una de las mentes de quienes viajaron a La Plata deambulaba una pregunta, ¿Por qué ir al Ministerio de Trabajo si lo que se buscaba eran recursos, plata? Esto martillaba fuertemente en cada uno de los que decidió viajar.

A las 3:30 del martes partió una combi desde la Plaza San Martín, el destino era La Plata, y quienes viajaron fueron Rubén Allende, Javier Wagón, Pilar Sendra, Griselda Anzorena, Alejandro Schro, Lucía García y María José Lacoste, mientras que acompañaron los concejales Guillermo Sol, Nancy Augusto, Alejandra Travería y Augusto Berg, completando la comitiva los periodistas Eduardo Binaghi (LU 36) y Javier Díaz, por Nuevo Día.

Si bien cada uno intuía que se estaba gestando una nueva ?trampa? por parte del intendente Ricardo Moccero, todos disimulaban y procuraban pensar en positivo, por tal razón siempre estuvo en el espíritu de trabajadores y municipales la idea de conseguir los recursos para ese mentado 10% de aumento al básico a diciembre, que con lo otorgado (el viernes, a través del acta rubricada) a octubre y noviembre, se alcanzaba el 30% por el cual luchan los trabajadores municipales de Coronel Suárez.

Después de un tranquilo viaje, la delegación arribó a la capital bonaerense y se dirigió directamente a la sede del Ministerio de Trabajo, allí esperaba el secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), el también diputado provincial Rubén ?Cholo? García, quien tendrá una activa participación en lo que fue una jornada muy larga y cansadora.

Previo a la reunión del ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, había realizado un encuentro entre las dos federaciones, la nombrada y la que aún dirige desde las sombras Alfredo Atanasof, para seguir analizando la posibilidad de derogar en parte la Ley 11.757 que, justamente, se sancionó con la vista gorda de la Federación de Atanasof, de la cual, Oscar Cuartango, era el abogado. ¿Casualidades?, no son reales causalidades?

La reunión en el Ministerio de Trabajo

Moccero y Cuartango son viejos conocidos, por eso no debe extrañar a nadie que el Intendente de Coronel Suárez haya llegado antes y que mantuviera una reunión previa, quizás para terminar de atar la estrategia que fue a buscar el Jefe comunal. Pero, subestimaron la capacidad de discusión de la delegación que viajó desde Coronel Suárez con un solo objetivo, lograr que la Provincia le de 3 millones más a Moccero, para que éste cumpla con el 10% de aumento firmado para diciembre y que todos esperaban.

Comentá la nota