Una veintena de trabajadores de Metalúrgica Tandil fueron despedidos y "hay un desastre"

El número fue anunciado ayer en la sede de la UOM. Al momento se analizan los porcentajes de indemnización para los 23 despedidos que eran de una empresa de servicios. La metalmecánica es el sector más golpeado por la crisis y no se vislumbra una salida en el corto plazo.
En la sede de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) se anunció ayer el despido de 23 empleados de Metalúrgica Tandil como consecuencia de la fuerte baja en la producción que sufre el sector, trabajadores que pertenecían a una empresa internacional que brinda servicios de recursos humanos, conocida como Manpower.

En el encuentro mantenido anoche entre el secretario adjunto y el asesor legal del sindicato con los cesanteados, se dio a conocer el porcentaje de una posible indemnización por parte de la firma internacional, número que la UOM evalúa y que, por otro lado, analizará recibos de sueldos para acordar otro porcentaje.

Los 23 trabajadores, que desempeñaban tareas productivas dentro de Metalúrgica Tandil, se encontraban suspendidos desde enero y cobraban el 60 por ciento de su sueldo sin el beneficio de subsidios por parte del Estado, ya que habían sido contratados por una empresa de servicios para desempeñar tareas dentro de la fábrica.

El secretario adjunto de la UOM, Carlos Romano, explicó cuál es la situación de los trabajadores despedidos y describió el estado actual por el que atraviesa la metalmecánica, que presenta un panorama "poco alentador".

La posibilidad de atender esta situación en el seno del Comité de Crisis no es algo que se descarte: "Hay 23 despidos más, atrás de los cuales hay familias, hay alquileres, problemas bancarios, y hay un desastre", sostuvo Romano.

Cabe destacar que Metalúrgica Tandil tiene pautados 5 días de producción para junio como principal consecuencia de la crisis, que llevó a que "en enero prácticamente no se trabaje, en febrero trabajamos dos días, en marzo también y así estamos hasta el día de hoy".

Los cálculos

del sindicato

Los telegramas de despidos llegaron con fecha del 29 de mayo y con ello una propuesta de indemnización por parte de la empresa de servicios. Ese porcentaje, explicó Romano, "lo estamos evaluando" y lo que se decidió es que "todos los chicos (los 23) nos acerquen los recibos de sueldo del último año" para que, a partir de esos documentos, "nosotros poder sacar nuestras propias indemnizaciones y después evaluar si aceptamos o no aceptamos".

Por ello, desde el sindicato calcularán los números para verificar si se acepta o no: "Lo lamentable es que nadie puede estar conforme con una indemnización. Nosotros lo que buscamos es el trabajo. El trabajo no está, se ve que hay una caída abrupta en el tonelaje, no hay solicitud de clientes, no hay pedidos, no hay volumen y la situación se puede llegar a agravar", expuso.

Por todo, "buscamos una salida sana", dijo y remarcó que en la fábrica local "ya habían separado 23 en octubre, también de esta empresa de servicios, y hoy se producen 23 más, por eso queremos una salida sana más allá de que no haya trabajo".

Pese a la situación, los gremialistas analizarán los números para sacar "nuestras propias" indemnizaciones para después cotejar ambos puntos y ver si se alcanza algún acuerdo.

Igualmente, los cesanteados estaban suspendidos desde hace unos meses y cobraban un porcentaje de su sueldo, dado que "hicimos valer nuestro convenio colectivo de trabajo", con lo cual "las mismas condiciones de relación de dependencia de la gente era la misma para los chicos", más allá de pertenecer a una empresa de servicio.

Panorama

desalentador

Uno de los ámbitos que más sufre los coletazos de la crisis económica es, sin dudas, la metalmecánica, sector que más despidos presentó en los últimos meses producto de una industria paralizada que no percibe un futuro en el que se pueda levantar la situación.

En este contexto, la comisión directiva de la UOM mantuvo un encuentro con los empresarios de Metalúrgica Tandil la semana pasada, donde "se evaluó la posibilidad de sacar gente y lamentablemente, la situación de Metalúrgica no es la mejor", señaló el dirigente gremial.

"Tienen un programa de trabajo hasta diciembre de 300 toneladas y los programas y el stock que tiene la empresa traen aparejados estos despidos", admitió Romano, lo cual significa para la cantidad de personal "entre 8 a 9 días de trabajo".

Al respecto agregó que "nosotros estamos bastantes complicados con todo lo que es la metalmecánica en Tandil, y si Metalúrgica no llega a agarrar trabajo en lo inmediato, creo que lamentablemente vamos a tener más despidos".

La situación no es la mejor, porque "si fueran sólo los despidos y habría otras empresas abiertas tomando gente, no había problemas, pero hoy nosotros tenemos una cantidad de suspendidos, la situación no es la mejor, no se ve un panorama para nada alentador y hay empresas que se siguen adhiriendo al procedimiento de crisis", concluyó Romano.*

Comentá la nota