Más de veinte empresas quieren remediar las escombreras de sulfato de aluminio

Las sulfateras de Calin­gas­ta es uno de los tres pasivos ambientales seleccionados hace un año por Minería de la Nación para la remediación integral.
Recien­temente, la repartición llamó a licitación convocando a aquellas consultoras que pu­dieran estar interesadas en hacer el trabajo. Son 24 las firmas que quieren remediar el pasivo ambiental calingastino y la Unidad Ejecutora del Subprograma de Gestión Ambiental Minera (GEAMIN) hará la evaluación económica, técnica, institucional y financiera de las empresas durante 35 días. Luego, seis empresas serán elegidas y recibirán los términos de la propuesta técnico-económica que deberán generar en el plazo de sesenta días para elevarla a la re­partición. Cumplido este pa­so, se dará la adjudicación a una de las firmas que cumpla con las condiciones. Es­tu­dios técnicos y económicos realizados por expertos na­cionales e internacionales aportados por el Banco In­teramericano de Desa­rrollo -aporta el 80% de la financiación- establecieron una preasignación máxima del orden de $12,6 millones pa­ra Calingasta. De todas formas, el costo final de dicho programa de remediación será establecido sobre la base de los estudios de evaluación detallada y el diseño del plan de remediación, ya que entonces serán establecidas las obras de específicas necesarias para este pasivo y su costo. El Subpro­grama GEAMIN pre­vé un lapso de tres años y medio para la ejecución del proyecto de remediación integral de las sulfateras de Calin­gasta.

Comentá la nota