Vecinos de Villa Carmencita piden la banca abierta en el Concejo para protestar contra los canteros de Lavalle

Este jueves se llevará a cabo una nueva sesión ordinaria del Concejo Deliberante en la que se espera que se analice nuevamente el tema de la regulación horaria de la actividad nocturna.
Sin embargo, otro tema que ha generado controversias también estará presente en el recinto, el de los canteros centrales de Lavalle que vedaron el paso vehicular a la altura de Sargento Cabral.

Una semana atrás varios vecinos de Villa Carmencita y Villa Nueva reclamaron por el cruce ahora cortado. Después, el Ejecutivo aclaró las razones del nuevo diseño de la avenida y anunció que no se trataba de una única arteria sino de otras dos que tendrían el mismo corte transversal con el objetivo central de reducir riesgos de accidentes de tránsito a raíz de giros a la izquierda.

No obstante, los vecinos ingresaron expedientes al Concejo Deliberante para que sean tratados por los ediles, entre ellos el pedido del uso de la Banca Abierta para exponer ante el Cuerpo la posición de los residentes de la zona, quienes ahora deberán tomar otras alternativas para comunicarse con Villa Fox y el Centro de la ciudad.

De esta manera, el expediente 279/09 que figurará en el Orden del Día de la próxima sesión se trata de una nota con varias firmas de vecinos de los barrios aledaños por la problemática de los canteros centrales. La misma nota fue presentada al Ejecutivo, aunque aún no ha obtenido respuestas.

Por otro lado, el expediente 284/09 en el cual se formaliza la solicitud de hacer uso de una herramienta a través de la que los vecinos del distrito pueden expresar reclamos o fundamentar propuestas sobre temáticas de interés general en el recinto deliberativo, en este caso los bulevares de Lavalle. Al respecto, los concejales deberán determinar una fecha.

El Ejecutivo mantiene una firme postura sobre el proyecto de jerarquizar las avenidas de la ciudad teniendo en cuenta sus características particulares. En este caso se trata de una arteria de ingreso y egreso que se transformará en una vía rápida con velocidades de hasta 60 kilómetros por hora.

Las malas maniobras realizadas por conductores inescrupulosos en la misma, observadas a través de un estudio realizado en el lugar, determinó la realización de canteros centrales no sólo como ornamentales sino como barrera para este tipo de hábitos en el futuro.

Fue en ese marco que un día después de realizada la manifestación de los vecinos, el secretario de Gobierno, Aldo Morino y el Director de Transito, Jorge Blanco realizaron declaraciones explicando los nuevos cruces para reordenar el tránsito en el lugar y anunciaron la modificación de los sentidos de varias calles de los barrios comprometidos en este problema. Proyecto que deberá ser tratado, también, por los legisladores municipales.

Comentá la nota