Los vecinos de San Vicente reclamaron seguridad.

Los vecinos de San Vicente reclamaron seguridad.
Tras varios hechos delictivos ocurridos en la zona, pidieron más compromiso policial, político y judicial para afrontar la inseguridad. Planean una red estratégica de vigilancia entre vecinos.
Unos 150 vecinos del barrio San Vicente se reunieron ayer para reclamar más seguridad, y exigir a las autoridades responsables la urgente implementación de medidas que contribuyan a devolver la tranquilidad a los pobladores del sector, cansados de los frecuentes delitos que mantienen en vilo a todos.

La reunión se realizó en la Sociedad de Fomento del barrio, adonde llegaron el capitán Carlos Sánchez, titular de la seccional Primera, Renaldo Améndola, responsable del Control Urbano de la Municipalidad, así como Pablo Gonzáles, del Consejo de Seguridad.

Las primeras críticas llegaron para la prevención policial en el barrio. Fue entonces el capitán Sánchez el encargado de explicarles a los vecinos cómo se implementa la vigilancia, por dónde circulan los móviles y en qué condiciones, destacando que la función de la policía de seguridad es evitar que se cometan los ilícitos, por eso sus tareas apuntan a disuadir al delincuente. Y señaló que una vez cometido un ilícito la investigación está a cargo de especialistas que no dependen de la seccional Primera.

Pero los vecinos no se quedaron conformes y exigieron soluciones concretas apuntando a la responsabilidad política en materia de seguridad. Pretenden que el intendente Eseverri asuma el compromiso necesario para enfrentar la problemática. Los vecinos entienden que las gestiones políticas son las que pueden interceder, por ejemplo, para mejorar el rol de la justicia en torno a la lucha delictiva.

Hablaron de la participación de los adolescentes en el delito, de las viviendas usurpadas, de la droga, y de la necesidad imperiosa de hacer algo entre los vecinos, para colaborar con las autoridades. En ese sentido se acordó designar delegados por cada manzana, para que el próximo lunes, también a las 20.30 y en el mismo lugar, haya una puesta en común de inquietudes. Eso generará un petitorio para que las autoridades correspondientes ajusten aquellas medidas para frenar la inseguridad.

Comentá la nota