Vecinos por las tasas insisten con sus reclamos.

Piden la derogación de la ordenanza 1800, que se detengan las ejecuciones y que se conforme una comisión interdisciplinaria entre vecinos y poder Legislativo para poder tratar el proyecto de ordenanza que presentó el intendente Cascón.
El grupo de vecinos por las tasas se presentó en la sesión extraordinaria del Concejo para hacer oír sus reclamos, pero tuvieron que esperar a que finalice para ser escuchados. Pidieron participar en el debate sobre el proyecto presentado por el intendente y solicitaron la derogación de la ordenanza y que se termine con las ejecuciones.

Mario Bevilacqua afirmó que "hay un listado de muchisima gente a la que se le está ejecutando. Acá hay una vecina justamente que trae los papeles porque le están ejecutando. Aparte legalmente no corresponde... Con un aviso que se hubiera mandado, se frenaba la prescipción. ¿Por qué mandó las ejecuciones en seguida si sólo con un papelito que dijera "venga y pague", frenaba la prescripción? Porque la idea del ejecutivo es ejecutar. Si escuchaste bien, Barriga lo dijo: en el presupuesto hay 20 millones de pesos que saldrían de esto: de las ejecuciones; también hay 3 millones que tienen previsto para pago de honorarios de abogados".

Por su parte, el vecino Héctor Ojeda se mostró molesto por la actitud de algunos concejales. Sostuvo que "a mi lo que me molesta es la falta de respeto que hubo hacia mis vecinos por parte de algunos concejales, que se rieron de lo que se les dijo, porque no sufren lo mismo que nuestros vecinos. Hay una vecina que está pagando una suma de 548 pesos, cuando cobra 800 y antes pagaba una suma de 24 pesos con monedas".

Afirmó que si bien "se dijo que Barriga votó en contra de esta ordenaza, cuando el fue el autor de la ordenanza y nos hizo mucho daño a nosotros. Por eso yo le pido a todos los vecinos y presidentes de barrio que nos unamos lo antes posible y podamos defender lo nuestro como hacen estos vecinos".

FInalmente, agregó que "vinimos a plantearles preguntas y queríamos escuchar respuestas y el concejal Martín se reía mientras subía la escalera, y se ríe de que le meten la mano en el bolsillo a los vecinos".

Comentá la nota