Los vecinos aún siguen sin tomar conciencia

A pesar de la sequía, la gente de San Luis aún no cambia sus hábitos y sigue desperdiciando el agua. En el Municipio dicen que la mayoría de las multas se producen porque los vecinos riegan el pavimento o lavan los autos.
A pesar de las campañas internacionales de concientización por el cuidado del medio ambiente y la búsqueda pública y constante de las autoridades mundiales por nuevas fuentes de recursos energéticos, en la práctica el ciudadano común todavía no logra asimilar la problemática puntual de la falta de agua.

En San Luis, el director de SerBa, Julio Morales, aseguró que se gastan entre 420 y 430 litros de agua cada día por habitante. Según el funcionario, la organización Mundial de la Salud, recomienda que se usen por persona hasta 250 litros. Y agregó "hay países de Europa que gastan menos por día, la diferencia es que esa gente está concientizada, ellos ni siquiera se quejan, porque saben que es una realidad" . Además lamentó que en la provincia hayan tenido que recurrir a multas para advertir a la gente "todos debemos cuidar el agua sin tener que recurrir a estas herramientas, sin embargo la gente no entiende que está haciendo un uso irracional"

Comentá la nota