Los vecinos siguen desamparados ante el deficitario servicio de recolección de residuos

El sistema de recolección de residuos domiciliarios de Zárate continúa presentando graves inconvenientes. Durante el fin de semana, específicamente el sábado, el servicio no fue prestado y en el día de ayer algunos sectores céntricos presentaron la misma dificultad.
Aunque el Estado Municipal como poder concedente, es el encargado de custodiar que la Cooperativa de Electricidad como concesionaria cumpla con los términos del contrato que, aunque vence este año, sigue vigente, presenta una deficitaria capacidad de control haciendo que el vecino continúe desamparado y rehén de un conflicto de intereses que se acentúa en medio de una campaña electoral.

El servicio que presta Cooperativa de Electricidad, institución que ganó la licitación en 2005, es irregular desde hace tiempo pero mucho más desde este año. En enero, el propio presidente de la entidad energética se puso a la cabeza de un reclamo concreto hacia el Municipio: la actualización de los valores del contrato de recolección en un 30 por ciento.

Aunque en lo que va de 2009, año en el que se vence el plazo de concesión, se desarrollaron algunas reuniones al respecto, no han trascendido aún detalles sobre los términos en los que se llevaron a cabo y si las conversaciones sobre la recomposición de los valores del servicio concedido en 2005 han llegado a algún puerto. De todas maneras, el adelantamiento de las elecciones, pusieron un freno importante al tema y ningún funcionario habla al respecto.

Ya no sólo ocurre en la periferia, lugares donde el servicio ni siquiera estácontemplado, sino en otros puntos de la ciudad: montañas de residuos se acumulan durante varios días, sin que se sepa cuándo van a pasar los camiones recolectores.

Mientras desde el Municipio se procura atender con más eficacia la zona microcéntrica, donde se concentra una importante cantidad de población flotante, las quejas son incesantes en barrios aledaños y más alejados del centro.

Desde el Ejecutivo se reconoció ayer que no hubo recolección el día sábado y que existe cierta rigidez en las relaciones con la concesionaria, sin embargo no se lo denuncia públicamente y los funcionarios responsables no hacen declaraciones al respecto.

Por su parte, desde la Cooperativa Eléctrica, se le restó importancia a la situación planteada y se informó que los camiones realizaron sus recorridos con normalidad, aunque no pudieron confirmar que se hayan efectuado las recolecciones.

La recolección de los residuos sólidos urbanos es un componente importante dentro de la infraestructura ambiental del distrito. Una recolección deficitaria genera un hábitat propicio para los vectores de enfermedad, punto al que no se le está poniendo atención desde la perspectiva de la prevención. Las elecciones que se llevarán a cabo a fines de este mes frenaron las discusiones entre Municipio y Cooperativa para la renegociación del contrato y parece haber acentuado la pugna en relación al tema.

Lo cierto es que la actual administración municipal, que aboga transparencia en los actos de gobierno, no sólo no hace valer su autoridad en la defensa de los derechos de los ciudadanos demostrando cierta debilidad de control, sino que no permite que los mismos vecinos se defiendan por sí mismos al negarles el acceso a una herramienta fundamental y pública como el contrato de concesión, con el cual podrían valerse para saber qué se hace y qué no y quién es quién en el conflicto.

Comentá la nota