Vecinos de Sierra Chica defienden la continuidad de la Escuela Nº 13

Más de un centenar de firmas avalan el pedido de una vecina de la localidad a favor de la continuidad de la Escuela Nº 13, a la que han concurrido "padres, hijos y nietos". El establecimiento forma parte de la historia lugareña.
"Quiero que quede claro que no tengo nada contra la secundaria, pero sí con quien tuvo la idea de cerrar la Escuela Nº 13". La voz que se alza para resistir la ahora no tan firme decisión de las autoridades educativas del distrito de cerrar uno de los establecimientos primarios de Sierra Chica para cederle el edificio a la Escuela Secundaria Nº 12 proviene de una vecina de la localidad, Mirta Gregorini, quien trabaja en la recolección de firmas contra esa medida.

Gregorini completó su escolaridad en ese servicio ubicado en el ingreso al pueblo caracterizado por los penales y las canteras, al igual que su esposo, sus tres hijos varones y sus nietos, cuatro de los cuales aún cursan en el establecimiento. "Esto nos duele mucho, porque la escuela, casi centenaria, es parte de la historia de este lugar. Es tan grande el dolor que tenemos, pero (afortunadamente) el título del diario de hoy (por ayer) nos alivió un poco".

Durante la semana pasada, se hizo pública la decisión de la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD) de cerrar la Escuela Nº 13 para posibilitar la concentración de los seis años de la Escuela Secundaria Nº 12 en un mismo edificio, tal como lo indica la normativa a partir del año 2010. Para alcanzar "la oferta de la trayectoria educativa completa" en la localidad, la directora del servicio había sido informada por escrito del cierre y la necesidad de informar esa novedad a los padres del alumnado. El proyecto contemplaba la derivación de esos alumnos a la otra escuela primaria sierrachiquense o a servicios suburbanos olavarrienses, respetando el domicilio de cada uno de ellos.

Sin embargo, el viernes último el bloque de inspectoras de educación primaria se manifestó en contra de la decisión, por lo que la máxima autoridad educativa del Distrito reconoció la necesidad de volver a analizar la cuestión, lo que dio origen al título de nuestra edición de hoy.

Comentá la nota