Vecinos de Santa Rosa exigen la intervención del departamento

Los manifestantes protestaron en las afueras del edificio municipal y solicitaron la presencia de Celso Jaque, quien para ellos “le soltó la mano a Salgado”. Los vecinos dijeron que se quedarán frente al edificio comunal hasta que el Ejecutivo provincial explique las razones políticas de la expulsión del ex intendente.
Los vecinos de Santa Rosa se manifestaron en la mañana de este lunes, pidiendo la intervención de la provincia en la conducción de la comuna y exigiendo la presencia del gobernador Celso Jaque, luego de la destitución del intendente Sergio Salgado, según Radio de Cuyo.

Permanecen hasta el momento los vecinos aguardando por la salida del actual intendente, José López, quien ya anunció la remoción de personas ligadas al ex intendente Salgado.

Hasta el momento se ha confirmado diversos cambios en la secretaría de Gobierno, Hacienda y en las direcciones de Servicios Públicos y Salud agregando asesoría letrada.

Debido a esto los vecinos aguardan por la confirmación de la continuidad de los contratos, cosa que aún no se ha anunciado.

En tanto, los manifestantes aseguraron que se van a quedar en las afueras del edificio municipal hasta que alguna autoridad provincial se haga presente en el departamento. “No puede ser que diez personas puedan más que todo un pueblo”, dijo una de las personas que protestaba ante la realidad que vive Santa Rosa.

Por su parte, la policía tomó la decisión de pedirle el nombre y el número de documento a todas las personas que ingresaban a la municipalidad, para llevar un registro ante cualquier hecho que altere el orden.

Como se recordará, el viernes pasado, luego de la destitución del intendente de Santa Rosa, Sergio Salgado, unos 300 vecinos se concentraron en la plaza departamental 25 de Mayo e ingresaron por las fuerzas al palacio municipal donde permanecía una valla policial.

Los lugareños concurrieron al Municipio en busca de la palabra del actual intendente en función José López, quien no los recibió. A raíz de la negativa del funcionario, los manifestantes comenzaron a quemar cubiertas en las afueras del establecimiento y a pedir eufóricamente una explicación por la medida tomada por el Concejo Deliberante.

La detonación de gases lacrimógenos en el interior de la municipalidad por personal policial y civiles del establecimiento produjo el desalojo de los vecinos por una puerta trasera.

Tres personas fueron trasladadas a un nosocomio, entre ellas una mujer embarazada.

En tanto, la protesta en la plaza departamental pedía por la presencia del gobernador Celso Jaque o de alguna figura que mediara en el conflicto y que expresara las explicaciones que los vecinos solicitaban por la remoción de Sergio Salgado de la intendencia.

La intención de los vecinos de Santa Rosa, al menos el viernes pasado, era la colocación de una carpa hasta que obtuvieran una respuesta del jefe del Ejecutivo. "El Gobernador le soltó la mano al intendente Salgado y lo dejó sólo en el conflicto". "Es una destitución sin bases fundamentales, sin sentido, injusta", enfatizaron los vecinos del Este.

Comentá la nota