Vecinos sin salud tomaron un dispensario

En Villa la Merced ocuparon la Upas 26. Dicen que faltan insumos. La Muni sospecha de algo armado.
Villa la Merced es un barrio de la ciudad de Córdoba perdido entre canteras y lagunas, producto de la extracción de áridos. Tan perdido, que al barrio no llega ninguna línea de teléfono. Allí funciona el centro de atención primaria de salud Upas 26, dependiente de la Muni, que ayer fue tomado por los vecinos. La gente denunció falta de insumos, mantenimiento y de personal médico para atender las demandas de la zona.

Luego de esta acción, esperan que desde el municipio les den una respuesta.

El estado de este dispensario muestra muchas falencias a nivel edilicio. Los vecinos de Villa La Merced no sólo dicen que vieron, sino que además capturaron ratas y arañas en el centro de salud. Pero además, señalan que en el edificio hay muchas goteras, falta gas y hay mala conexión eléctrica. "Las vacunas se echan a perder porque la heladera del dispensario funciona mal, debe tener más de 30 años y siempre se rompe. Las doctoras, a veces, tienen que tirar las vacunas porque pierden la cadena de frío por la falta de electricidad. También, el cielorraso del dispensario se está cayendo a pedazos", contó Adriana Lezcano, una vecina del barrio.

Además, quienes trabajan en el lugar, aseguran que en invierno no se puede trabajar por el frío que hace en el dispensario. "Había anafes con los que generábamos calor, pero un día se rompió la conexión de gas y nunca la arreglaron", comentó una persona que prefirió no identificarse por temor a represalias.

Otro de los aspectos que preocupa a los vecinos del barrio es la escasez de insumos en el dispensario: "Acá no hay leche para nuestros hijos, tampoco hay anticonceptivos, y muchas veces falta alcohol, agua oxigenada y gasas", disparó Adriana con mucha bronca.

Por otro lado, desde la Muni toman con pinzas el reclamo que hacen los vecinos. "Hay que analizar el contexto en el que se realizan estas protestas. Estamos en medio de concursos para el área del Salud y en el marco de un nuevo conflicto salarial municipal ¿Quién moviliza a esa gente?", se preguntó Marcela Almagro, secretaria de Salud de la Municipalidad.

Además, Almagro destacó que hay reclamos que exceden al municipio: "Si la calidad de la energía es mala, depende de la Epec. Me parece una irresponsabilidad tirar medicamentos, desde el municipio tenemos dispositivos para que eso no pase. La falta de insumos la desmiento, porque estamos entregando los medicamentos. De todas formas mandamos personal para que verifique los reclamos".

Comentá la nota