Vecinos se reunieron con autoridades policiales y municipales

Fue este jueves en la sociedad de fomento. Acordaron implementar el programa Cuadras Solidarias, la Policía prometió mayor patrullaje y los vecinos quedaron en radicar denuncias cuando sufran ilícitos.
En los años cuarenta se realizan loteos a cargo de Américo Prado quien da el nombre al lugar inspirado en la vista que había desde la calle Fernández Beschtedt a las torres de la Basílica. Diez años más tarde se instalan las fábricas Burco, Hilanderías Luján y el Molino de López.

El barrio crece y se desarrolla. Cuenta con gas natural, agua corriente, cloacas, pavimento y alumbrado, además de TV por cable. Tiene jardín de infantes, escuela primaria, plaza integradora, algunas calles siguen siendo de tierra y otras que están a un paso de Gaona.

Poco más de medio siglo después, el hipermercado Carrefour es el edificio más imponente, a sus alrededores se levantan coquetas viviendas habitadas por vecinos que no llegaron al barrio cerrado; los lotes que quedan no son nada baratos y la inseguridad se volvió tema de conversación excluyente en los últimos meses.

Durante más de dos horas, vecinos de El Mirador estuvieron reunidos en la sociedad de fomento con autoridades policiales y municipales debido a una serie de hechos delictivos que vienen ocurriendo en el barrio desde hace tres semanas.

A la reunión asistieron unos 30 vecinos convocados en menos de 48 horas -la mayoría de los presentes sufrieron hurtos en sus viviendas-. También lo hicieron el comisario Fernando Rossi, titular de la seccional Luján Primera, y los funcionarios municipales Sergio González, director de Prevención Comunitaria, y Daniel Franco, director de Seguridad.

Considerado por la Policía como un barrio seguro, la intranquilidad ganó a muchos de sus residentes, principalmente a partir del último fin de semana largo cuando una serie de robos en casas, cuyos moradores no se encontraban en ese momento, y sumado a algunos asaltos y otros hechos delictivos, motivó la inquietud vecinal de hablar con las autoridades.

Los vecinos consiguieron el compromiso de la Policía de incrementar el patrullaje y difundir el número telefónico del móvil afectado a la Cuadrícula asignada a El Mirador, al tiempo que el comisario instó a los vecinos a que radiquen denuncias ante la comisión de un delito, caso contrario desde la fuerza de seguridad seguirán teniendo una imagen distorsionada de la realidad.

Vale recordar que en Luján Primera el número de denuncias provenientes de El Mirador es mínimo en comparación con la cantidad de hurtos ocurridos, al menos, desde hace 20 días.

Ese el punto; algunos vecinos admitieron darle la razón al comisario Rossi. "A mí no me pasó nada grave pero tendría que haber denunciado. Ese fue un error porque si no la Policía no tiene conocimiento y por comentarios no se manejan", reconoció uno de los presentes y perjudicados por la sustracción de una máquina de cortar césped y un banco de plaza.

Por su parte, desde la Municipalidad se propuso incorporar a El Mirador al programa de Cuadras Solidarias. La propuesta también tuvo buena acogida y ahora resta definir su implementación aunque está previsto que ocurra a la brevedad.

Tras el encuentro de este jueves, los vecinos y las autoridades acordaron volver a reunirse pero por cuadra empezando en este caso por Zitarrosa entre Beschtedt y De la Virgen donde se colocarán los carteles casa por casa indicando la inclusión en el programa Cuadras Solidarias.

Como conclusión, el vecino Federico Iribarren, impulsor de la reunión consideró: "Fue una reunión ordenada y positiva donde no hubo preguntas agraviantes donde las autoridades tuvieron muy buena predisposición para responder todas las preguntas y se mostraron abiertos a nuestras demandas".

Comentá la nota