Vecinos reclaman más seguridad en la Margen Sur.

Vecinos reclaman más seguridad en la Margen Sur.
El barrio CAP en la Margen Sur de la ciudad es una de las zonas que más se urbanizó en los últimos meses. Pero a los vecinos de ese sector los tiene preocupados los constantes robos que sufren en sus obras en construcción. Desde faltantes de materiales hasta vandalismo son algunos de los males que padecen a diario. Reclaman mayores controles policiales durante todo el día porque, según dicen, los atracos se realizan incluso a plena luz del día.
A pesar de que la ciudad se fue expandiendo, la Margen Sur siempre fue considerada una zona relegada. A pesar de ello, cientos de familias han decidido que vivir en esa zona tiene sus beneficios y por ello, en los últimos meses el barrio CAP atravesó un importante desarrollo urbanístico.

Es que la zona comprendida por las calles Portolán, El Alambrador, Triviño y Rafaela Ishton es uno de los sectores donde más obras se encararon y el progreso trajo consigo además algunos hechos indeseables para quienes eligieron la zona por su tranquilidad.

Es así que vecinos de ese predio reclaman mayores medidas de seguridad ante los constantes robos que sufren los obradores particulares, a pesar de que a pocos metros de allí se encuentra ubicada una guardia policial permanente en el acceso a la zona tras cruzar el puente General Mosconi.

Los propietarios se quejan de robos a toda hora del día que van desde faltantes de bloques, cemento y herramientas hasta roturas de vidrios e intentos de incendio de residuos de obra.

Es por ello que próximamente elevarán un reclamo a las autoridades policiales para que extremen las medidas de seguridad en la zona teniendo en cuenta la palabra de los vecinos que aseguran que las rondas de vehículos de seguridad son esporádicas.

Así lo expresó Sebastián Rivera, vecino de la zona desde hace un año quien además está construyendo en la zona una pequeña vivienda para alquilar próximamente. Rivera, expresó a TIEMPO Fueguino que hizo su casa en tiempo récord, porque dos veces sufrió sendos robos y ello continúa ocurriendo.

"Tuve que endeudarme un montón para terminar la obra porque ya no podíamos seguir así. Me robaron dos veces y en un de ellas se llevaron todas las chapas que tenía para armar el techo", contó Rivera que además dijo: "Ahora estoy haciendo otra casa en otro terreno a la vuelta de mi vivienda y me volvió a pasar lo mismo porque hace diez días se llevaron de acá las herramientas que habían dejado los obreros".

El vecino de la calle El Ovejero expresó que "nosotros no vivimos hace mucho acá pero los que tienen más años en el barrio dicen que antes esto no ocurría y que todo se descontroló hace un par de años".

Asimismo, Rivera clama por más seguridad y manifiesta: "Hace falta que la policía recorra más el barrio. Normalmente pasan por la calle que lleva al Austral que es El Alambrador pero es raro verlos más de una vez al día pasando por las calles interiores del barrio".

En la misma línea opinó Hugo Vega, albañil y vecino del barrio Austral desde hace más de 20 años. El trabajador de la construcción manifestó que "estuve en una obra hace unos meses donde dejamos unos paneles montados y cuando volvimos al día siguiente se habían robado dos de esas estructuras".

"Acá no podes dejar nada al aire libre porque se lo llevan todo. Bloques, cemento embolsado, herramientas, y hasta el agua que queda en los tanques", precisó Vega quien además aseguró: "Lo peor de todo es que esto antes no pasaba y ahora hay tanta gente en la zona que se hace imposible salir a rastrear los cosas que son de uno".

Comentá la nota