Los vecinos reclaman seguridad luego de la muerte del policía

Luego de que se conociera la muerte del policía Renzo Billán a manos de un joven a la salida de un boliche en Ituzaingó, se realizó una Asamblea de Vecinos para reclamar mayor seguridad y entregar un petitorio a los intendentes.
“Hartos de ver como las autoridades municipales y policiales hacen oídos sordos a los reclamos de los vecinos es que la Asamblea de Vecinos convoca a una reunión donde se discutirán las acciones a seguir en la lucha por seguridad y la tranquilidad de la zona” de esta forma se informó la realización de una reunión que se llevó a cabo el 30 de diciembre pasado.

Según advirtieron a los medios, los integrantes de la asamblea sostuvieron que “desde el año 2005 que se han presentado petitorios y notas a las intendencias de Morón (Sabatella) e Ituzaingó (Descalzo), pero no se han escuchados los reclamos”

En el petitorio que fue entregado luego de realizarse la reunión vecinal se establecían diversos puntos que mejorarían la vida nocturna de las ciudades y los problemas que existen con el alcohol y la falta de control.

Alli se exigió: Habilitaciones otorgados a locales que se abren como “bares, cafe´” y luego funcionan como boliches bailables, pubs o traguerías (no permitidos en la zona residencial), falta de controles Municipales estrictos en cuanto a factor ocupacional, venta de alcohol a menores de edad, higiene, seguridad, falta de control policial dentro del establecimiento, falta de control policial en vehículos por Santa Rosa, menores en motos, controles de alcoholemia laxos o en horarios donde los “boliches” están cerrados, falta de control policial externo, peleas callejeras (por ejemplo la que terminó con la vida de Renzo), enfrentamientos de grupos, robos, actos impúdicos, desmanes, ruidos, etc. de casi 4 o 5.000 personas en 600 metros de calles (equivalentes a un partido de fútbol).

Los puntos finales establecían el pedido de controles fiscales (Afip) y controles previsionales (Ministerio de Trabajo, Sindicato de gastronómicos) de empleados en negro en pésimas condiciones de trabajo.

Comentá la nota