Vecinos reclaman la reparación de una fuga de líquidos cloacales

Vecinos de Pasaje Libertad y Berwyn, entre Malaspina y Necochea, decidieron hacer público su reclamo, después de una semana de haber planteado inútilmente la situación ante diferentes organismos y entidades, por una persistente fuga de líquidos cloacales, que además de un foco infeccioso genera olores nauseabundos que invaden constantemente sus hogares.
La situación habría dado comienzo hace alrededor de una semana, cuando una empresa constructora privada intervino en el lugar para realizar tareas de remoción del subsuelo, pero su maquinaria provocó daños en la cañería, lo que produjo una persistente fuga de líquidos hacia la calle.

Esa situación dio inicio al reclamo del vecindario del barrio Unión Obrera, ya que desde ese día la pérdida constante de aguas servidas, que afloran hacia la calle y se acumulan junto a la cuneta, se transformó en un foco infeccioso sin solución.

Según comentó Ricardo García, uno de los vecinos afectados por la rotura de su conexión cloacal, "la empresa Madul es la firma que realiza movimientos de suelo en esta zona, en el marco de la obra de pavimentación", pero "el martes pasado", su personal, sería el que averió tramos de la tubería que conecta la red de calle con la salida de los caños de cloacas de varias viviendas particulares.

A partir de ese momento, "tanto la cooperativa Servicoop, como desde la Municipalidad, dicen que la reparación le corresponde al otro -se quejó-, y nadie se hace cargo de arreglarlo. No lo reparan, pero mientras tanto, desde hace una semana que hay aguas servidas acumuladas en plena calle" acotó.

Otros vecinos, que cuando observan llegar a algún desconocido inmediatamente intentan determinar si se trata de la ‘llegada de la solución’, aseguraron haber "llamado a (la Secretaría de) Medio Ambiente, a Servicoop, a Obras Públicas y otros tantos, pero nadie viene. Inicialmente no se podían utilizar los baños, porque había caído tierra dentro de la cañería y se había tapado, pero cuando terminó por destaparse, ahora todos los líquidos salen a la calle y es un foco infeccioso enorme".

También expresaron que "los niños deben saltar charcos de (materia fecal y orina) cada vez que tienen que ir a comprar algo, y algunos han caído al patinarse. Pero según dicen, el olor se siente en la nariz, sólo si hay sustancias en suspensión en el aire. Eso implica que si se siente el olor dentro de la casa es porque eso flota en el aire como vapor... Esto es un asco".

Comentá la nota