Vecinos reclaman que el cableado sea subterráneo

Energía en la zona oeste

El Juez Martín Martínez dispuso la semana pasada que la obra del E.N.R.E. sobre relocalización de líneas de alta tensión de 132 Kv puede continuar. Los habitantes de los barrios por donde pasaría la nueva traza no se oponen a la obra pero sí a que los cables pasen vía aérea frente a sus viviendas. Harán una presentación administrativa.

La semana pasada el Juez Federal Martín Martínez declaró que le asiste la razón al Ente Nacional Regulador de la Energía (E.N.R.E) en cuanto dispone la realización de la obra de cambio de traza de líneas de alta tensión 132 Kv San Nicolás – Villa Constitución y San Nicolás - Rosario Sur. Los vecinos de la zona oeste de nuestra ciudad -con el apoyo de la ONG V.I.D.A.- siguen manifestándose y pidiendo que el cableado sea subterráneo. Emprenderán acciones administrativas.

La problemática data desde meses atrás. La permanente movilización de vecinos autoconvocados de barrio Villa María y alrededores en contra de los trabajos argumentando riesgos para la salud y el ambiente, llevó a que los ediles -por mayoría- suspendieran la obra. Ante ello, TRANSBA. -como empresa ejecutora del proyecto- llevó el tema a la Justicia y le pidió al Magistrado su resolución.

Las nuevas trazas corresponden a las siguientes arterias: Avda. de los Constituyentes - Pte. Perón - Santiago del Estero, hasta calle Pringles (para la LAT San Nicolás - Villa Constitución); y Avda. Azopardo - Güemes - Avda. Falcón (para la LAT San Nicolás - General Lagos).

Los vecinos

La vecina de Barrio Villa María Noelia Zanassi expresó: "Los vecinos estamos muy molestos. En Córdoba, por ejemplo, hay un trabajo que habla del peligro de vivir en las proximidades de las torres. ¿En San Nicolás no sucede lo mismo? En todos lados son 132 Kv. Dialogamos con el señor Intendente y Larroucau -gracias a la mediación de Julio Arzumendi- y nos aseguraron que la obra está parada por ordenanza hasta mayo de 2010. Tenemos derecho a vivir con salud y también con seguridad. Hay muchos antecedentes de torres caídas. ¿Nuestros niños no pueden jugar más en las veredas? Nos empujan a que hagamos acciones legales. A quienes votamos para que nos representen, no lo hacen. La Municipalidad no nos puede decir que no puede hacer más nada. No estamos contra la obra, pero le pedimos a la Justicia que el cableado sea subterráneo o que se evalúe un recorrido más conveniente. Los señores de TRANSBA no velaron por la franja de seguridad, permitieron que el Municipio loteara. ¿Dónde estuvieron todos estos años que recién se acordaron de la franja de seguridad y ahora piden la relocalización? ¿Qué intereses económicos están por encima del bienestar de la ciudadanía? Estamos indignados, pero no queremos llegar a los enfrentamientos".

Acompañamiento de V.I.D.A.

En diálogo con este medio, la integrante de la Asociación Civil "Vecinos Integrados en Defensa del Ambiente" (V.I.D.A) Marcela Herrera explicó ayer: "Los vecinos están enojados, frustrados, por eso salen a reclamar a la calle. No piden que la obra no se realice, sino que se haga con el menor impacto posible y eso debería contemplar el cableado subterráneo. Le pidieron al Intendente que deje en curso la ordenanza de suspensión de los trabajos para poder asesorarse y hacer una presentación administrativa".

"En Argentina no está comprobado científicamente que los campos electromagnéticos generen un impacto a la salud del ser humano, pero sí se ha hecho en otros lugares del mundo. Además, hay riesgos en materia de seguridad que implica el cableado aéreo, por ejemplo electrocuciones o la cercanía a las ventanas de construcciones de tres o cuatro pisos, como las que están autorizadas en la zona en cuestión. En San Nicolás hay antecedentes de un niño que jugando tocó el cableado de alta tensión y perdió dedos del pie y la mano. Un chatarrero terminó con el 70 por ciento del cuerpo quemado por un arco que produjo con un cableado de media tensión. La Municipalidad debería hacerse cargo también de que en su momento loteó y vendió terrenos en los que había torres de alta tensión, lo que está prohibido. Al mismo tiempo, TRANSBA no cuidó su franja de seguridad", agregó.

Al ser consultada sobre porqué los vecinos no formaron parte de la causa judicial, respondió: "Fue uno de los errores que se cometió. Nosotros le recomendamos que inicien una demanda como querellantes. Confiaron en el Juez y en que éste resolvería la necesidad de que el cableado sea subterráneo, considerando una ordenanza de Rosario que le adjuntó el Perito Asesor".

Palabra del Juez

En una entrevista mantenida con el Juez Martín Martínez, el Magistrado decía a EL NORTE la semana pasada: "Las conclusiones a las que arribé es que la obra pedida por el E.N.R.E. y autorizada por el Municipio, debe continuar porque es la única forma de alejar el peligro que representan las torres actualmente. Las líneas de alta tensión que están instaladas hoy, pasan sobre viviendas, barrios, incluso hay torres instaladas dentro de las viviendas. Las partes están de acuerdo. También las pericias técnicas coinciden en que la situación actual de la traza es un peligro inminente de electrocución. Respecto del tema ambiental se han hecho mediciones, que indican que las radiaciones electromagnéticas están por debajo de los límites permitidos".

Sobre si determinó una indemnización por los riesgos socioambientales considerados en el marco de la nueva traza, Martínez respondió: "No. No obstante que digo que debe continuarse con las obras, reconozco que hay efectos socioambientales que deben ser paliados a nivel administrativo. Llamo a las partes a que intenten llegar a un acuerdo respecto de eso".

Comentá la nota