Vecinos reclaman que se arreglen los semáforos de avenida Lavalle

Hace ya una semana que los semáforos de la avenida Lavalle, una de las principales arterias de acceso a la ciudad, están fuera de servicio.
Las razones pueden encontrarse en un viejo problema que posee la ciudad, evidenciado por la propia cartera de Tránsito municipal, los semáforos tienen más de 24 años de antigüedad y su reparación es "muy costosa".

Si bien desde el Ejecutivo municipal informaron que se iniciará un proceso de renovación de semáforos en distintas zonas de la ciudad, fundamentalmente sobre las principales arterias donde se han encarado obras de repavimentación y ornamentación, aún no hay novedades y continúan existiendo inconvenientes en distintos cruces peligrosos.

Uno de ellos es el de Alférez Pacheco y avenida Lavalle, una esquina en donde asiduamente se producen graves accidentes de tránsito.

Hoy en día, el semáforo de esa intersección está cortado; al igual que los artefactos instalados en todas las bocacalles de la avenida hasta la rotonda.

A raíz de esto, varios vecinos mostraron su preocupación porque tanto para peatones como para automovilistas se les hace muy difícil circular por esta arteria, una de las principales vías de acceso a la ciudad.

A mediados del año pasado, el director de Tránsito, Jorge Blanco, se refirió a esta particular situación que vive la ciudad. "Sabemos que hay reclamos sobre esquinas que pasan días, semanas o meses sin tener semáforos o que no funciona alguno de los colores", dijo el funcionario, "pero eso tiene que ver con un problema presupuestario, he realizado ya un pedido de lámparas que data del mes de marzo y todavía no he tenido respuesta por parte del Ejecutivo, mal puedo solucionar esos problemas si no tengo los elementos, amen de que se tarta de semáforos viejos".

En ese mismo contexto, fue contundente, "hasta que no tengamos los elementos para poder repararlos, los que no funcionan van a quedar desconectados".

Comentá la nota