Vecinos de Los Ralos piden soluciones de fondo por el dengue

La epidemia de dengue que castiga la provincia desnudó varios problemas de fondo en localidades del interior y la propia Capital. En Los Ralos, un grupo de madres de niños que concurren a la escuela Eudoro Aráoz denunciaron que en el establecimiento los chicos deben soportar hacinamiento, matorrales, escombros y baños en pésimo estado, a tal punto que aseguran la directora aconseja a los niños "hacer en casa antes de venir a la escuela".
Una asamblea improvisada de madres contra el dengue exigió al gobierno comunal y provincial la inmediata atención del problema, desinfección, limpieza de predio y arreglo de los baños. Y rechazaron con energía a una cuadrilla dos de obreros de la comuna que pretendían desinfectar sin dar explicaciones.

Los dardos apuntan principalmente contra el delegado comunal Tito Rodríguez, aunque desde la comuna aseguran que detrás del reclamo se mueven intereses políticos.

Los vecinos, especialmente las mujeres, acer aron la prouesta al gobierno provincial de contratar desocupados para formar cuadrillas que ataquen el problema a fondo y sirvan también para el próximo verano.

Manifiestaron que también están en discusión los problemas de los barrios, como aguas estancadas en las cunetas, los cañaverales que rodean al pueblo, la basura que la comuna no levanta, el agua potable que no es suficiente y las cañerías rotas que la SAT no resuelve.

Las protestas se realizaron durante dos días y se anuncian como permanentes hasta que el gobierno provincial intervenga para dar repuestas verdaderas a los problemas planteados.

Comentá la nota