Vecinos no quieren "limosnas"

En una caminata por los barrios Juan XXIII, 215 Viviendas y Río Paraná los candidatos de Correntinos por el Cambio a la intendencia de Capital, "Camau" Espínola y Tito Meixner se acercaron a las familias para conocer sus problemáticas.
Más allá del sin fin de problemas que los aquejan, los vecinos remarcaron la necesidad de generar fuentes laborales. "No queremos que nos regalen bolsistas, porque eso no nos soluciona el hambre de nuestros hijos", comentaron.

Así, Camau y Meixner continúan recorriendo la ciudad. "Corrientes es grande pero queremos abarcar todo lo que podamos, por eso estamos caminando todos los días", resaltó Camau al tiempo que destacó la actitud de los vecinos. "La gente es muy sencilla y siendo que está llena de necesidades entiende que una bolsita de alimentos o un par de chapas de cartón no los va a sacar de la situación en la que están", insistió.

En varias calles del barrio Juan XXIII los vecinos comentaban que nadie había entrado hasta allí. "Siempre nos pasan por al lado, pero nunca se animan a entrar, porque saben que acá vivimos enojados por la situación en la que nos encontramos", indicaron.

En las 215 Viviendas sus habitantes resaltaron la falta de oportunidades que tienen los jóvenes. "Los chicos quieren trabajar pero no hay espacios para ellos, muchos están capacitados pero no consiguen ningún puesto laboral", indicaron varios padres de familia.

El flagelo del desempleo es uno de los puntos que más preocupa en la ciudad. Ante los reclamos, el candidato a intendente resaltó que las cooperativas de trabajo son una buena salida para generar fuente de trabajo y al mismo tiempo reorganizar los distintos barrios de la ciudad.

"Confiamos en que podamos salir adelante, en cada barrio que recorremos nos encontramos con los mismos problemas pero más agravados aún, porque la poca planificación hizo que se crezca de forma despareja", insistió Espínola, haciendo referencia al crecimiento del barrio Río Paraná, el cual en sus zonas nuevas no posee agua potable ni luz eléctrica. "Estuvimos dos años luchando para tener un transformador en la zona, pero hoy por hoy no logramos abastecer ni a la mitad del barrio", comentaron los vecinos que viven en lo que ellos denominan Río Paraná alto.

La caminata abarcó amplias zonas entre los barrios donde las familias recibieron a Camau y resaltaron estar cansadas de mentiras. "Notamos la mirada de desesperanzada de miles de correntinos, y queremos que eso cambie de una vez, porque sabemos cómo hacerlo y queremos empezar a trabajar por un municipio participativo, después del 10 de diciembre.

Comentá la nota