Vecinos del sur quieren una delegación propia

Varias organizaciones de la zona al sur de Vértiz y al este de Edison se congregaron en la entidad "Unidos por el Sur", para gestionar la subdivisión de la delegación Puerto.

Un grupo de vecinos y representantes de diversas entidades con asiento en la zona sur de la ciudad pidieron formalmente al Concejo Deliberante el desprendimiento de esa zona geográfica que ahora pertenece a la Delegación Puerto y la creación de una nueva sede.

Los vecinos pretenden, con esta herramienta de gestión descentralizada, contar con un ámbito en el que el desarrollo del sector se organice siguiendo los parámetros de tranquilidad, conservación de amplia y variada forestación y espacios verdes, integración de los barrios con el mar y cuidado de las playas, no sólo como área de esparcimiento sino como punto de interés paisajístico y ecológico que, dicen, son los aspectos que los llevaron a elegir esa zona para vivir.

En una nota presentada el jueves en mesa de entrada del HCD, la agrupación "Unidos por el Sur" (UpeS) solicita la concreción de este pedido.

La entidad, conformada por representantes vecinales, comerciantes, ONG, empresarios inmobiliarios, cooperativas y sindicatos, pide que la delegación Sur quede delimitada por el área de las avenidas Edison (al oeste) y Vértiz (al norte), la costa (al este) y el arroyo las Brusquitas (al sur).

Los autores de la propuesta argumentan que "históricamente esta zona se sintió relegada a la hora de efectuar sus reclamos por las distintas administraciones municipales, apareciendo a simple vista como un apéndice informal del puerto" y consideran que el área es la mayor "crecimiento turístico y urbanístico" ha experimentado en comparación con el resto de la ciudad.

La nota de UpeS, firmada por cinco referentes de la zona sur, explica que, con su extensión aproximada de 30 kilómetros -superficie cercana a los 100 km2-, su población estable "representa casi el 10% del total del Partido", abarcando, entre otros, los barrios Punta Mogotes, Colinas de Peralta Ramos, Faro Norte, Bosque Peralta Ramos, San Jacinto, San Eduardo y Acantilados. "Podríamos decir que esa zona tiene la misma cantidad de habitantes que Necochea, Luján, Olavarría, Pergamino o tres Batán" indicaron.

En ese contexto consideraron que delegación Sur, que piden, permitiría "achicar la brecha funcional entre el poblador estable y el Municipio, propender a una mejor calidad institucional, a la construcción de ciudadanía y a un decidido involucramiento social, tal como lo exige la vida contemporánea".

Tras considerar que la zona de referencia tiene "características propias que la diferencian del resto del ejido urbano", criticaron la gestión de los responsables que ha tenido la delegación del puerto. "La delegación del Puerto generalmente fue dirigida por funcionarios vinculados a la industria pesquera, quienes han centrado su gestión en las problemáticas vinculadas con el aspecto industrial del barrio Puerto, dejando así de lado a más del 90% del ejido de su jurisdicción".

Y continuaron señalando que "para la mayoría de estos funcionarios las problemáticas de los barrios de la zona Sur han sido y son ajenos a su realidad cotidiana y, por lo general, de escaso interés a nivel de gestión".

Por ello aseguraron que "con la creación de la Delegación Municipal Sur, las distintas iniciativas para la zona serían canalizadas a través de funcionarios con suficiente conocimiento e interés hacia las necesidades y problemáticas del lugar".

"La Delegación Municipal Puerto ha tenido una intervención prácticamente nula a la hora de fijar pautas de desarrollo para la zona sur, dejándola librada a emprendimientos antojadizos y en algunos casos desafortunados", opinaron, entendiendo que "con la instauración de la Delegación Municipal Sur apuntamos a la creación de un vehículo que nos permita la puesta en marcha de un proyecto de desarrollo integral para el sector que contemple la preservación de aquellos valores que son de interés para los vecinos".

En esa línea, desde UpeS recordaron que el desarrollo de los 18 barrios que se encuentran en la zona delimitada por lo que aspiran, se convierta en una delegación "fue impulsado por inversores privados que encontraron en la zona un espacio promisorio para sus emprendimientos comerciales, inversiones inmobiliarias o la radicación de sus familias", pero que "la intervención del Estado" se ha enfocado "en el manejo de concesiones del espacio de playa, la gestión de permisos de obra y la ejecución de obras puntuales de infraestructura turística para el sector costero, dándole la espalda, por lo general, a las necesidades propias y deseos de los vecinos de estos barrios".

También cuestionaron que aunque en los últimos años se ha incrementado la cantidad de residentes permanentes en la zona, aún se "carece de un proyecto propio de desarrollo que contemple la preservación de aquellos valores que la hacen sitio elegido por inversores, turistas y pobladores".

También -aseguran- hay un "estado de desinversión en lo que refiere a obra pública, incluso en materia de servicios básicos como alumbrado, transporte o mantenimiento de calles".

"Podría decirse que entre los vecinos de la zona existe una preconcebida idiosincrasia común, algo así como un consenso tácito acerca de lo que deseamos para nuestros barrios", aseveraron.

Comentá la nota