Vecinos se quejan por el uso de un terreno fiscal como camping

Afirman que todos los veranos se instalan en él personas de dudosa moral. Se trata de un predio usurpado que le pertenece al Estado Nacional y que se encuentra en el barrio Parque Luro, a pocos metros de la costa.

La manzana del barrio Parque Luro delimitada por las calles Florisbelo Acosta, Dardo Rocha, Concepción Arenal y Ricardo Gutiérrez –linda con el predio conocido como "canchita de los bomberos"– es un terreno que si bien pertenece al Estado Nacional, hace mucho tiempo que se encuentra usurpado por un particular que, cuando llega el verano, lo explota como camping.

Ubicado estratégicamente -a pocos metros de la costa- y en proximidades de numerosas viviendas, es un ámbito que en la temporada estival es observado por miles de personas, muchas de las cuales cuestionan que se lo utilice para una actividad que, aún en el caso de que contara con habilitación, requeriría una infraestructura más acorde.

Sin embargo, hay un grupo de personas a los que les viene bien poder instalarse en un terreno que, gracias a un precario cerramiento hecho con trapos y bolsas de polietileno, no es posible visualizar con facilidad desde la vía pública.

En virtud de tratarse de un predio del Estado Nacional, el área de Inspección General de la Comuna, si bien se ha venido ocupando de cortar el césped de las inmediaciones y de retirar los carteles publicitarios que -sin autorización- se habían colocado en su perímetro, hasta ahora no ha tenido acceso al interior del terreno.

Cuestionamientos

Hay vecinos que afirman que el lugar es frecuentado por individuos cuyas actitudes dejan mucho que desear. Dicen que, por ejemplo, durante la temporada estival, desde hace más de una década suelen instalarse integrantes de las barras bravas que vienen a la ciudad para asistir al torneo de fútbol de verano; mencionan también a vendedores ambulantes que comercializan mercaderías de dudosa procedencia y recuerdan que, en temporadas anteriores, el predio sirvió de refugio tanto para ladrones como para autores de diversos hechos de violencia y/o ilícitos.

En ese contexto, algunos de los que viven en las inmediaciones recuerdan con nostalgia las promesas hechas por funcionarios que, en distintos momentos, se comprometieron a transformar el lugar en una plaza, centro de convenciones, museo o en algún otro emprendimiento que valiera la pena.

Un dato curioso fue la respuesta que recibió ayer una persona que, cuando preguntó si el lugar estaba siendo ofrecido como camping, le respondieron que se trataba de una colonia de vacaciones reservada a niños.

Aprueban la idea de que la Fiscalía

investigue la usurpación de terrenos

En diálogo con LU9 Radio Mar del Plata, el director del Banco Municipal de Tierras, Javier Woollands, aprobó la idea de que la Fiscalía investigue la usurpación de terrenos.

Tras comentar que "es un tema por el cual venimos trabajando desde que inicié la gestión" sostuvo que "la usurpación es una cuestión que en la mayoría de los casos se da en terrenos privados; el Municipio es poco lo que puede hacer ya que el que tiene que tomar la decisión de que se investigue es el dueño de cada terreno".

Dijo luego que "hay mucha gente que compró lotes hace años y después falleció; a veces esos terrenos están en estado de abandono porque nadie se hace cargo y es cuando llegan las usurpaciones de parte de quienes, al tanto de lo que ocurre y estafando a muchísima gente, otorgan una posesión ilícita de esas tierras".

Posteriormente, tras señalar que "es fundamental que se tome en cuenta la labor que venimos desarrollando" recordó que "a mitad del año pasado hicimos un convenio con la Policía para atender el tema de la inmediatez; en virtud de la misma, a alguien que usurpa un terreno se le puede exigir la documentación correspondiente, si no tiene la escritura y/o el boleto de compra venta, se apersona la Policía y procede a retirarlos del lugar; esto debe ser así ya que, una vez concretado el asentamiento, es mucho más difícil actuar", señaló.

Finalmente estimó que "esto ocurre porque el déficit de viviendas es tremendo; en Mar del Plata faltan más de 40 mil y hay mucha gente que no tiene cómo acceder a la misma".

Comentá la nota