Vecinos se quejan por un asentamiento, foco de la inseguridad

Esta emplazado en la esquina de Gallo y Corrientes, a pocas cuadras del Abasto. Dicen que los fines de semana se junta un grupo de jóvenes a drogarse y a robar
En la esquina de Gallo y Corrientes se levantó, hace años, un asentamiento que con el tiempo fue creciendo hasta convertirse en uno de esos lugares que hoy en día asusta y por los que da miedo transitar cerca. Eso es lo que cuentan los vecinos de la zona, quienes denuncian que es foco de inseguridad, sobre todo durante la noche y los fines de semana.

En el lugar, que tiene construcciones precarias de hasta dos pisos, se resguardan cerca de 25 familias, aproximadamente 100 personas, entre ellas algunos travestis e individuos que tienen negocios sobre la Avenida Corrientes.

Quienes viven cerca de allí relatan que hay una serie de jóvenes, tanto hombres como mujeres, que "los fines de semana se juntan en la cuadra a drogarse y no se puede ni caminar". "Les roban celulares a los jubilados que vienen al centro barrial y se meten en la puerta de color negro", cuenta otro vecino, quien vive en la misma manzana.

"Queríamos que se construya una plaza con el nombre de Osvaldo Pugliese, pero todo quedó en la nada", relata un comerciante, quien recuerda que cuando Enrique Olivera estaba a cargo del Ejecutivo de la Ciudad se firmó un petitorio para que se llevara adelante el desalojo, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota