50 mil vecinos quedaron sin agua por la rotura de una bomba en Guaymallén

Colapsó un pozo a causa del hundimiento de un aparato de Obras Sanitarias, que cayó 150 metros en la perforación. Ese mecanismo es clave para la zona.
Colapsó una perforación de Obras Sanitarias Mendoza (OSM) en Dorrego y unos 50.000 habitantes de Guaymallén no tienen agua o cuentan con un servicio escaso. Además, la falta de deshielo en alta montaña no produce los niveles de cota necesarios en Potrerillos para abastecer en forma óptima al Gran Mendoza.

El hundimiento de una bomba en la perforación Alsina, ubicada entre Acceso Sur y Las Cañas, complicó el abastecimiento de agua en Dorrego, que era problemático desde hace tiempo, y otros lugares de Guaymallén, por lo que se trabajaba con urgencia para subsanar el problema y efectuar nuevas perforaciones.

La falta de agua ha provocado el malestar de los vecinos, que no dejan de reclamar y hoy estarían dispuestos a cortar el Acceso Sur, según habitantes del barrio San Cayetano (conocido como Alimentación)

Cerca del mediodía de ayer, el interventor de Obras Sanitarias Mendoza, Gonzalo Dávila, estuvo en la perforación Alsina, que es la que inyecta agua al acueducto que distribuye el liquido en Dorrego. El funcionario explicó que el lunes, luego del mediodía, un inspector de Obras Sanitarias detectó que la bomba de la perforación no estaba funcionando. "Se destapó de inmediato el lugar, se hizo un análisis con cámaras de televisión y se encontró que la bomba, que debía estar en la superficie, se había caído dentro de la perforación porque colapsó la cañería".

Comentá la nota