Vecinos preocupados

Recibimos en la semana varios llamados de vecinos de Olivera porque se habían producido ilícitos, por lo que concurrimos a la Seccional Luján Segunda, para hablar con su titular, el Capitán César Ferreyra, quien manifestó que: "El 12 a las tres de la mañana, dos NN ingresaron a la vivienda de un vecino, domiciliado en San Martín y Santa Fe. Además de sustraerle 300 pesos, le sustrajeron una amoladora y cubiertos, mientras el hombre estaba durmiendo con su señora.

Los malvivientes no estaban encapuchados sino que usaban las capuchas de los buzos. Al tomarse conocimiento, va el móvil al lugar y le toma la denuncia al vecino. Para ésto intervino la UFI 14 de Luján. Se está trabajando en la investigación". "Al otro día _continuó Ferreyra- el 14, la víctima fue un señor de 82 años, que vive en San Martín y Monserrat, también dos NN masculinos, en horas de la madrugada, ingresaron a su domicilio mientras él estaba durmiendo y le sustrajeron el dinero que recaudaba para la Cooperativa, la suma de 4.000 pesos, y 4 paletas de ventiladores de techo. Se dieron a la fuga con el mismo modus operandi. Intervino la UFI 14".

DICEN LOS VECINOS

Por este tema nos comunicamos con la presidenta de la Sociedad de Fomento, quien se había puesto en contacto con nuestra Redacción, para dar a conocer la situación. En referencia a lo que sucedió dijo la señora Mercedes Paglia: "En menos de 4 días hubo dos asaltos a personas grandes, a una familia donde el señor está con muletas, los despertaron los ladrones y le sacaron dinero y cosas de valor. Al segundo que asaltaron fue en la madrugada del domingo pasado y cobraba la luz de la Cooperativa Eléctrica, y le llevaron el dinero que había recaudado el sábado.

El tema es que no hay puerta, no hay reja que valga. Acá estábamos bastante bien, pero al teniente que estaba lo trasladaron a Luján y después se llevaron el patrullero porque hay comisarías que lo necesitan y nosotros nos quedamos sin nada, y no es lo mismo. Hace un tiempo atrás cuando había algún acontecimiento y no les alcanzaban los medios, Olivera tenía que ir a apoyar. Dos por tres se tenían que ir personal y vehículo, pero ahora directamente está el destacamento cerrado y el vehículo se lo llevaron. A lo mejor los efectivos están recorriendo caminando, pero no es la misma situación."

"Tenemos otro problema _agregó Mercedes-, antes no venían vendedores ambulantes, ahora volvieron, la mayoría vienen de Moreno y eso para nosotros es muy peligroso porque van observando el movimiento del pueblo y hay que tener en cuenta que Olivera es un pueblo de gente de trabajo".

Finalmente dijo: "Algunos vecinos están con mucho miedo, entonces se expresan pero no sirve que nos paremos en la calle a conversar, lo que sirve es una reunión con las autoridades de la policía y alguien de control urbano."Por ésto y para que cada vecino pueda expresar lo que siente, se iba a realizar una reunión en la noche del viernes 19.

Comentá la nota