HCD, vecinos y plantas cerealeras

Concejales y vecinos de Granel Sur. El viernes por la noche se reunieron en el Despacho del Presidente del Concejo Deliberante el titular del Cuerpo, Jorge Agüero, los concejales María Marta Barrera- se retiró por compromisos anteriores- , Juan Pedro Colombo y Fernando Fernández con un grupo de vecinos de la planta procesadora de granos de la firma Granel Sur. Cambiaron opiniones acerca del proyecto de traslado de ese tipo de actividades.
En principio, los vecinos consideraron como muy productiva la reunión, ya que se intercambiaron opiniones y, si bien estas no fueron coincidentes, se notó un acercamiento hacia una solución factible.

Los vecinos pretendían una erradicación en un plazo de cinco años, mientras que algunos concejales proponían diez años por la inversión que significaría para las empresas.

Finalmente, se resolvió que el proyecto sería tratado en la sesión que finalmente se realizó el lunes 4.

En la sesión del HCD.

En su 3ª Sesión Ordinaria, el Cuerpo - con la ausencia justificada de Fabio Sorchilli y Juan Colombo - trató gran cantidad de expedientes, aunque el tema central fue el destino de las plantas cerealeras que funcionan en el ejido urbano.

Se encontraban presentes más de veinte vecinos de la Planta de Granel Sur y dirigentes políticos de distintas fuerzas. El tema fue tratado aunque inicialmente no se encontraba en el Orden de día.

Ingresado desde la Comisión de Obras Públicas con dos despachos que finalmente se unificaron en uno consensuado, este trámite llevó largo tiempo en una reunión previa de los ediles en el despacho presidencial, por lo que la sesión comenzó a las 22,30 pese a estar convocada para las 20.

Leído el despacho de la mayoría, el autor del proyecto, Jorge Agüero, bajó a su banca, fue reemplazado por la Vicepresidente 1° María Marta Barrera y explicó los motivos que llevaron a extender el plazo de erradicación de las plantas de cinco a nueve años.

Fernández coincidió con Agüero e hizo hincapié en los costos que significan traslados de esa magnitud y en la necesidad de aprobar el Plan de Ordenamiento Territorial para dar solución definitiva a este y otro tipo de situaciones.

Markus apoyó el proyecto, aunque insistió en que se hagan controles de la marcha del programa establecido en la norma.

Finalmente, Barrera fundamentó su voto negativo al proyecto, ya que consideró que se podría haber esperado un tiempo, incluir el tema en el Plan de Desarrollo Territorial y establecer normas claras y definitivas.

Puesto a votación nominal, el proyecto fue aprobado por 8 votos a 1 de la concejal Barrera. Los presentes aplaudieron en señal de aprobación la medida que si bien no satisface sus expectativas, es un paso importante para dar solución al problema que es tratado desde casi diez años.

Comentá la nota