Más vecinos piensan en volver a los piquetes por las deficiencias en el transporte público.

Mientras los inspectores de la municipalidad ya labraron más de 70 infracciones a las empresas del transporte público que funcionan en la ciudad por el incumplimiento en las frecuencias, vecinos de diversos sectores piensan volver a los piquetes para reclamar por un mejor servicio.
“En Villa Hipódromo y barrio Viajantes del Sur la gente quiere cortar la ruta porque Plaza no cumple con lo pactado”, comentó el dirigente fomentista José Pereyra a nuestro diario digital.

“El barrio está muy caldeado porque lo que están haciendo con los colectivos es de terror”, agregó.

Según informó, en un primer momento, la municipalidad había dispuesto que un micro de cada tres, de la línea 513, ingresara a Villa Hipódromo. Sin embargo, no cumplían las frecuencias. “Después inventaron un rondín, que pasa cuando quiere. Dejan a la gente en el barrio Stella Maris y, comúnmente, deben esperar media hora hasta que los levanta el micro”, relató ofuscado.

Finalmente, Pereyra informó que mantienen un contacto fluido con el director de Seguridad Vial, Maximiliano Celendano. De todas formas, aseguró que el funcionario “dice una cosa y la empresa hace otra”.

Comentá la nota