Vecinos piden solución a los cortes de energía

En asamblea los vecinos santarroseños resolvieron elevar una nota reclamando a la Dpec soluciones para los constantes cortes de energía eléctrica. Anoche se volvían a reunir en la plaza San Martín. Para hoy hay cortes programados por la empresa.
Más de medio centenar de vecinos se autoconvocaron este jueves y viernes en la plaza General San Martín para concensuar sobre los próximos pasos para efectuar un reclamo formal ante la Dirección Provincial de Energía de Corrientes, por los constantes y prolongados cortes en el suministro de energía eléctrica.

Desde la Comuna señalaron a EL LIBERTADOR que en lo que va de noviembre han soportado unas 65 horas sin luz, un promedio de cinco horas sin el suministro por día en fracciones de una hora que se repiten en el día. Esta situación tiene a los vecinos al borde de la paciencia.

Los últimos cortes de luz, que ocurrieron el martes por la mañana durante una hora, de 9.46 a 10.46, repitiéndose de nuevo el jueves, con el agravante de numerosos electrodomésticos quemados al restablecerse el servicio, llevó a que un grupo de vecinos convocaran a una asamblea general en la plaza General San Martín, donde analizaron la situación y propusieron medidas.

Con una abogada y una escribana encabezando los reclamos, anoche se volvían a reunir en la plaza para leer y firmar una nota dirigida a la Dpec en reclamo de urgentes soluciones.

Aunque el jefe de la Dpec Santa Rosa, Segura Ibarra, participó de la asamblea, las explicaciones del caso no fueron suficientes para el grupo de vecinos, cansados de soportar los constantes cortes, señala un publicación de Santa Rosa Hoy.

Entre los reclamos que le hicieron a Segura Ibarra, además de por qué los motores de Turbodisel no generan corriente cada vez que hay un corte, se le cuestionó que la firma no distribuye las facturas a domicilio, poniendo en una situación incómoda a los usuarios del servicio, dado que algunos deben viajar desde la Tercera Sección hasta las oficinas de la Dpec para retirar sus facturas.

Segura Ibarra escuchó atentamente las demandas y trató de justificar los inconvenientes, pero reconoció que es conocido que hay una gran desinversión por parte de la Dirección Provincial de Energía. Finalmente puso de manifiesto que hay una gran cantidad de usuarios "colgados", y que ello entorpece el normal abastecimiento del servicio.

Y LOS GENERADORES

La comunidad se pregunta por qué teniendo una planta generadora de energía en la localidad todavía hay que padecer los constantes cortes de suministro, en algunos casos hasta de ocho horas.

En este sentido, el presidente del Concejo Deliberante local, Marcelo Otazo, dijo a este medio que hay confusión entre los vecinos en cuanto al funcionamiento de los generadores de energía instalados recientemente.

"Los motores están puestos para funcionar cuando la línea nacional entra en baja, pero además hay que tener en cuenta que están a prueba. No están generando una cantidad uniforme de kilowatts, que tiene que llegar a la línea y eso provoca que se quemen muchos equipos y los técnicos están trabajando para que todos los generadores -son seis- lleven entre 120 o 180 kilovatios, que necesitamos para un buen servicio", aclaró el edil.

DÉCADAS DE DESINVERSIÓN

Para el concejal, es la Dpec quien debería traer soluciones a la población, ya que en 20 a 30 años no hizo inversiones en la zona.

Indicó que para ayer a la tarde se aguardaba la llegada de personal de la empresa para plantear soluciones y para hoy están previstos cortes por parte de la empresa y confía en que haya una solución definitiva a los problemas.

Por otra parte, dijo que es muy importante que la gente salga a reclamar, aunque indicó que hubiese sido provechoso si los vecinos se hubieran acercado a la Municipalidad para plantear los problemas y buscar juntos las solución.

AGUA

Pero eso no es todo, en la localidad se avecina otro conflicto y esta vez es por el agua potable. Otazo comentó que la Comisión Vecinal de Saneamiento estaría acéfala, y fue el Municipio quien tuvo que salir a responder económicamente por un equipo que se quemó hace algunas semanas.

"El motor que se quemó está instalado al lado de la Municipalidad y su reemplazo le costó a la Comuna, 7 mil pesos", dijo Otazo.

Son alrededor de 2.000 usuarios y la infraestructura con que cuentan es la misma que hace unos 30 años, para una población que hoy es de alrededor de 16 mil habitantes. "Se fueron extendiendo redes pero no se invirtió en nuevas perforaciones", manifestó el edil.

Comentá la nota