Los vecinos piden que se repare y limpie la plaza Malvinas Argentinas

Privados de la posibilidad de disfrutar de un espacio verde, los vecinos de Esteban Echeverría piden que el Municipio repare los juegos rotos y limpie la plaza Malvinas Argentinas, ubicada sobre Camino de Cintura en su intersección con la calle San Remo.
En este sentido, aseguraron que “es una vergüenza que los chicos tengan que jugar en un lugar con el pasto tan alto y lleno de basura”.

Juegos rotos y basura por todos lados. Esa es la imagen que se percibe en la plaza Malvinas Argentinas, situada en Camino de Cintura y la calle San Remo, en el partido de Esteban Echeverría. Es por ello que los vecinos exigen que autoridades municipales realicen tareas de mantenimiento para que “los niños puedan disfrutar de ese espacio verde”.

“Es una vergüenza que los chicos tengan que jugar en un lugar con el pasto tan alto y lleno de basura y que nadie haga nada para remediar esta situación”, comentó indignada Ana María Beltrán, una vecina de la “plaza fantasma”, como la llaman en la zona.

Las bolsas de polietileno, impulsadas por el viento, invadieron cada rincón del espacio destinado a la diversión de los chicos que observan con cierta tristeza cómo su plaza “cada día está más abandonada”.

“Es una lástima verla así. Algunos juegos están rotos y todos despintados. El pasto crece y se llena de basura. Los chicos no pueden estar expuestos a todo esto”, indicó Beltrán.

Muchos recuerdan que hace un par de meses los más pequeños, cuando salían de la escuela, iban con sus guardapolvos blancos a jugar en las hamacas o el tobogán. Hoy, en cambio, la plaza está desolada.

Malvinas Argentinas es un pequeño plaza de Echeverría pero son muchas las personas que disfrutaban hace un tiempo de ella. Por eso reclamaron celeridad a las autoridades municipales para mejorar su estado.

Cerca hay varios establecimientos educativos, por lo tanto, los días de semana muchas madres con sus hijos visitaban el espacio verde. En tanto, los fines de semana se reunían allí muchas familias de zonas aledañas para disfrutar del sol y el aire libre.

“Simplemente queremos un lugar de diversión decente para los chicos, no exigimos nada raro ni complicado para las autoridades sólo un poco de mantenimiento y cuidado para que todos podamos disfrutar lo que tenemos”, resaltó una vecina.

Otra de las quejas es que la plaza no está cercada para cuidar a los niños pequeños. Muchos vecinos señalaron que debería estar limitada para que no puedan salir corriendo para cualquier lado con el riesgo de perderse o de ser atropellados por los autos que circulan por Camino de Cintura.

“Ojalá en corto plazo la situación cambie para bien de todos, a veces los papás la única alternativa que tienen para sacar a sus hijos a pasear es llevarlos a esta plaza”, anheló Osvaldo López mientras pasaba por allí.

Comentá la nota