Vecinos de El Peligro protestaron sobre la ruta 2.

Los habitantes de la localidad platense de El Peligro realizaron una particular manifestación, demorando el tránsito con vehiculos que marcharon de manera muy lenta, en momentos en que volvían a sus casas miles de automovilistas que disfrutaron del fin de semana largo en la costa atlántica. Reclaman semáforos y la construcción de calles colectoras para evitar accidentes.
Los vecinos comenzaron a demorar el tráfico a la altura del kilómetro 44.500 de la Ruta 2, pasadas las 15 horas, tal cual lo habían proyectado. En ese momento, un importante caudal de automóviles regresaba hacia La Plata y Capital Federal, en la finalización de un fin de semana largo, en el marco del feriado por el 199° aniversario de la revolución de Mayo.

La protesta tuvo la particularidad de realizarse sin llegar a cortes totales para evitar ser reprimidos por la policía. Subieron a la ruta y circularon a la velocidad mínima permitida. De esta manera, se generó un congestionamiento importante en horario pico, respecto al regreso a la zona metropolitana, y cuando comenzaba a llover en la zona.

Una de las vecinas explicó los motivos que los llevaron a realizar este nuevo reclamo: Por un lado están cansados de los excesos de velocidad que cometen los conductores, algunos de los cuales circulan a 150 kilómetros por hora. Y por el otro, están hartos de esperar una respuesta concreta por parte de las autoridades -de Provincia y el Municipio- que hasta ahora sólo les acercaron promesas.

Los vecinos exigen la colocación de semáforos y la construcción de calles colectoras en virtud de "la gran cantidad de accidentes que tránsito" que se registran en la zona en que habitan.

Un lento regreso a casa

En el horario pico de las 18, la autovía 2 y la autopista Buenos Aires-La Plata concentraban unos 3.300 autos por minutos, informó el departamento de Seguridad Vial de la Policía Bonaerense.

En tanto, un panorama similar exhibía la ruta Panamericana, en la zona norte del Conurbano.

Además del caudal de automóviles, la lluvia que azotÐ desde las 17 la Capital Federal y el Gran Buenos Aires provocó que los vehículos disminuyeran su velocidad y la congestión se incrementara.

Comentá la nota