Vecinos del parque Mitre plantearon sus quejas por ruidos molestos.

Vecinos del Parque Mitre plantearon los problemas que viven en ese sector a raíz de ruidos molestos generados por el elevado volumen de la música, proveniente de los autoésteros que transitan por la avenida Brown y por aquellos que estacionan sobre esa arteria, en un petitorio elevado al intendente municipal José Eseverri.
Entre los inconvenientes se señala que hay casos donde los autos se detienen a un costado de la calle y los conductores suelen bajar bafles de gran tamaño de los baúles de sus vehículos. El sonido elevado también genera que la comunicación entre aquellas personas que se encuentran en el parque deba realizarse a los gritos. Esta misma situación se produce dentro de las viviendas de los vecinos: “Tenemos que elevar el tono de voz para escucharnos. Todo esto es más notable a partir de las dos de la mañana y hasta que sale el sol”, explicó una de las cuarenta personas que acompañaron el petitorio entregado en la Municipalidad. “Es de tal magnitud del volumen que hace vibrar los vidrios de las ventanas”, expuso la mujer. Y agregó que: “Además, otros ruidos que resultan insoportables son los bocinazos con los que saludan estos jóvenes, también a través de toda la noche, y los escapes libres de las motos y autos”.

Ante estas situaciones “se llama al 101, quienes gentilmente envían móviles para decirles que bajen el volumen, cosa que hacen, volviéndolo a subir más alto de lo que estaba cuando la Policía se aleja. Nos han explicado que ellos no pueden hacer más que eso porque este tema pertenece al área de Control Urbano y no están facultados, salvo que se los indique el Intendente. Precisamente, el viernes 23 de este mes se presentó un reclamo firmado por alrededor de cuarenta vecinos dirigido al señor Intendente”.

Comentá la nota