Vecinos del oeste platense, perdidos en la guía telefónica

Vecinos del oeste platense, perdidos en la guía telefónica
La nueva guía entregada por la empresa Páginas Amarillas y Telefónica de Argentina ha generado una seria polémica por la manera en que fue organizada la información. Además de lo pequeño de la letra, el problema principal es la segmentación por barrios de los usuarios. Esto ha llevado a quejas porque hace más difícil encontrar a un destinatario telefónico si no se conoce el barrio en donde vive.
Los vecinos de nuestra región oeste son los que más lo sufren, en especial quienes viven en Melchor Romero y Olmos, porque muchos de estos usuarios han contratado su teléfono con la Cooperativa Telefónica de Abasto. Por lo tanto, en la guía de Telefónica de Argentina, fueron ubicados como habitantes de Abasto.

Instituciones como la Parroquia Nuestra Inmaculada Concepción de Melchor Romero, el Colegio Madre de la Divina Gracia, la sede de OACIS (asociación comercial de Olmos), las cárceles de Melchor Romero, figuran en el apartado del barrio “Abasto”, en la guía telefónica.

De esa manera, a la exigencia de conocer dónde vive la persona para encontrarlo en la guía, se le agrega esa otra dificultad de conocer quién le presta el servicio telefónico.

La polémica derivó en la intervención de la Dirección Municipal de Defensa del Consumidor que inició una actuación de oficio por presunta infracción a la ley de defensa del consumidor, en la que se sintetizan las distintas presentaciones realizadas por la Federación Empresaria de La Plata, y las asociaciones de usuarios DEUCO, CADUCLP, CEODECO, COYUSIN y ASINCO.

Lo fundamentan en que “el diseño actual atenta con el uso natural del directorio”. También subraya que “las falencias tornan de inútil y/o defectuosa a la Guía, comprometiendo seriamente el derecho a la información, protegido constitucionalmente y legislado por la ley 24240, y ley provincial 13133”.

Entre los argumentos que sustentan esa definición, el organismo municipal señala la segmentación por barrios, la secuencia de distribución de barrios y localidades dentro del directorio; y la parte de los usuarios destacados.

A continuación explica que “la segmentación por barrios implica que quien realiza la búsqueda debe conocer el corte preciso por barrios de una localidad determinada y saber la localización barrial exacta del usuario o servicio que está buscando”.

Para la dependencia comunal, “en consecuencia, este sistema requiere de aprendizajes previos”. Entre otros motivos, se señaló que tal como está confeccionada, la guía telefónica 2009 impediría un servicio de calidad adecuada a las demandas provenientes de necesidades e intereses regionales. (www.agencianova.com)

Comentá la nota