Vecinos del oeste de la ciudad piden que se atiendan sus reclamos

Entre las necesidades insatisfechas figuran aspectos que tienen que ver con la salud, la seguridad, la iluminación y el mejorado de calles. La prestación del servicio de transporte público de pasajeros tampoco los conforma.

Reunidos en la intersección de Colón y 218, un grupo de vecinos del barrio Jorge Newbery y de otros ubicados al oeste de la ciudad hicieron públicos sus reclamos por lo que consideran son necesidades insatisfechas por parte de las autoridades.

Entre las urgencias de un sector al que calificaron como muy olvidado mencionaron la falta de luminarias (lo cual aumenta la inseguridad), el estado intransitable de las calles y el incumplimiento de frecuencias por parte de las empresas de transporte público de pasajeros. Acerca del último punto lamentaron que, en virtud de que no se tiene en cuenta la densidad poblacional del sector, muchas veces los micros pasan llenos por lo que, ante la falta de espacio, no se detienen a levantar más pasajeros.

Se quejaron también de la presencia de personas indeseables que, amparadas en la oscuridad, les roban a las mujeres que transitan por la zona, algunas de las cuales sufrieron intentos de violación que no se llegaron a consumar debido a la solidaridad de los vecinos.

Salud

En materia de salud, no sólo se quejaron por el poco espacio de la sala de primeros auxilios Jorge Newbery -en la que también se atienden pacientes de otros barrios- sino también por la falta de respuesta a un proyecto que fue presentado 15 meses atrás y que está orientado a priorizar la prevención de enfermedades.

Explicaron que se trata de una iniciativa que toma en cuenta aspectos recreativos, entre ellos la construcción de canchas de bochas, voley y fútbol y que en su momento fue expuesta en el Concejo Deliberante a través de la utilización de la banca abierta. Entre las inquietudes que plantearon los vecinos figuró asimismo la necesidad de volver a contar con una ambulancia que permita a los médicos trasladarse a los domicilios de las personas enfermas que se encuentren impedidas de concurrir al mencionado centro de salud.

Finalmente pusieron énfasis en destacar que, más allá del esfuerzo personal que realizan los profesionales médicos y el personal que atiende la sala de atención primaria, en aras de una optimización de los recursos y para que las tareas se realicen de manera más articulada, es necesario contar con la voluntad política del gobierno comunal

Comentá la nota