Vecinos de la nueva Terminal de Ómnibus aseguran que padecen "una pesadilla"

Vecinos de las inmediaciones de la nueva terminal de ómnibus de Mar del Plata aseguraron que sufren "una pesadilla" desde la puesta en marcha del predio de Luro y San Juan debido a que, ante el aumento vehicular, se forman filas constantes de colectivos, taxis y autos particulares, además de generarse vibraciones en las viviendas. Por ello, calificaron de "improvisación" el recorrido de las unidades dispuesto por el Municipio. "Las personas que lo decidieron no conocen las calles de la ciudad", afirmaron.
En declaraciones a FM 99. 1, Hugo Chade, representante de los vecinos autoconvocados, linderos a la nueva terminal de ómnibus, afirmó que "lamentablemente, lo que ha ocurrido desde el domingo al día de hoy viene a confirmar lo que nosotros preveíamos: se torna muy difícil circular por las calles internas del barrio".

"Quizás no por nuestros reclamos, pero sí por el sentido común, los funcionarios tendrían que rever todo esto que han hecho porque es una pesadilla", consideró, al tiempo que describió los cambios producidos en la zona como consecuencia de la puesta en funcionamiento de la estación terminal de Luro e Italia: "En los momentos de mayor cantidad de arribos de micros a la terminal se forman filas de colectivos, de taxis y de automóviles particulares; mientras que en horas de la noche, cuando hay más silencio, se sienten las vibraciones de las propiedades cuando pasan las grandes unidades", señaló.

En ese contexto, opinó que "las personas que decidieron este recorrido no conocen las calles de la ciudad porque sino no lo hubieran hecho". "Maquillaron las calles, taparon los pavimentos de hormigón con bacheo negro lo cual, ante la lluvia y el tránsito, se sale, y lamentablemente todos los ciudadanos del partido de General Pueyrredon vamos a seguir pagando las cosas que se arreglan mal", sostuvo.

En otro párrafo, Chade hizo hincapié en que "durante los últimos días hubo un choque en 11 de Septiembre e Italia, una esquina para la que desde hace 5 años como mínimo los vecinos vienen reclamando un semáforo o un reductor de velocidad y en la que ahora se encuentran colectivos que entran y salen de la terminal. O sea, al tránsito normal que ya ocasionaba choques y demás accidentes, ahora se le agrega la circulación de grandes unidades de transporte".

"Esto es una improvisación total. El tiempo, el uso y los inconvenientes que se van a producir además de los que ya se están generando, tienen que llevar a pensar en cambiar todo esto", definió.

Finalmente, si bien remarcó que en el sector se está "en protesta permanente", Chade indicó que la discusión con respecto a los recorridos de las unidades de larga distancia se trasladará este viernes al recinto del HCD, oportunidad en la que se llevará a cabo una reunión de trabajo por el ensanche de la avenida Libertad, proyecto impulsado por el Departamento Ejecutivo con el fin de mejorar la circulación de los micros en las inmediaciones de la Ferroautomotora y que motivará la destrucción de centenares de árboles de diversas especies y de hasta 70 años de vida.

"SI QUEREMOS, PODEMOS SALVARLOS"

Bajo ese lema, la Asociación Ambiental del partido de General Pueyrredon, hizo un llamado a participar del debate del viernes a todas las organizaciones, asociaciones, vecinos de la Avenida Libertad y vecinos de toda la ciudad, al poner en consideración que "el impacto ambiental, y su consecuente costo, es a cargo de todos y cada uno de los habitantes de la Comuna".

Además, desde la entidad dieron a conocer una propuesta alternativa al ensanche de la arteria y que consiste, según explicaron, en la elaboración de una Ordenanza que prohíba el estacionamiento en ambas manos de Libertad y que autoriza la construcción de dársenas a 45 grados, respetando los árboles existentes.

"Esto es factible ya que hay una prolongación de la vereda donde se puede observar doble fila de árboles y una gran explotación inapropiada, en contra de las normativas vigentes, que las agencias de autos de ese sector, los talleres y los propios frentistas ejercen, ya que tienen sobre las veredas todos sus vehículos estacionados", fundamentaron.

En esa línea, cuestionaron el hecho de que el Ejecutivo porte como argumento "que la ciudad requiere de mayores vías de acceso, los mismos y gastados argumentos que otrora devastaran la Avenida Constitución y tantas otras".

"En una época donde el cambio climático ya forma parte de las agendas políticas, debemos hacer un esfuerzo más que notable a la hora de preservarnos de nosotros mismos y dejar, no sólo una ciudad con vías de acceso inteligentes, sino una ciudad en la que puedan vivir nuestros nietos y las futuras generaciones", subrayaron.

En tanto, advirtieron que "no nos oponemos al progreso", y dejaron en claro que la oposición a la iniciativa oficial radica ante la existencia de "ideas sin consenso, planificaciones hechas a los apurones, la falta de estudios serios y llevados a cabo por especialistas en diversas áreas (tantas como las involucradas en cada obra planteada) y la asignación de una millonaria partida de fondos provistos por el Ministerio de Infraestructura de la provincia (los que forman parte del presupuesto municipal para el año 2010)".

Comentá la nota