Vecinos de Río Mayo realizarán hoy una nueva movilización al municipio

Después del reclamo que efectuó un grupo de trabajadores de la construcción de Río Mayo el martes 30 de diciembre y la falta de respuestas tanto del municipio como de Provincia, hoy se realizará una nueva marcha en la que no sólo pedirán estabilidad laboral sino que les exigirán mayor protagonismo a los concejales. La idea es que todos los ediles renuncien y provoquen una acefalía legislativa.
Hoy a partir de las 10 de la mañana la plaza San Martín de Río Mayo será el escenario de una nueva protesta popular que llevarán adelante los trabajadores de la construcción de Río Mayo que tienen sus obras paralizadas y un representativo grupo de vecinos que le solicitará la renuncia a todos los concejales.

Hay que recordar que el primer estallido social de consideración en esa localidad del sudoeste chubutense se registró el martes 30 de diciembre cuando unos 200 vecinos y trabajadores pidieron la renuncia del intendente Rubén Fri y la intervención del Gobierno de Chubut.

Luego, el propio ministro provincial de Gobierno, Máximo Pérez Catán le aseguró a este diario: “antes de cualquier medida había que separar la paja del trigo”. Esas declaraciones indignaron a los vecinos quienes lo criticaron además por haber dicho que en esa manifestación “estuvo el interventor de Aldea Beleiro (Mariano Almirón)”, cuando según los obreros “ese funcionario no pasó ni siquiera por el pueblo”.

PEDIDO DE RENUNCIA A LOS CONCEJALES

En ese contexto, una de las alternativas que manejaban ayer los impulsores de la protesta es armar un petitorio en el que pedirán la renuncia de todos los concejales de Río Mayo para que no sólo se impida aprobar el presupuesto municipal 2009, sino para que además el escenario político de esa localidad ingrese en una acefalía legislativa.

Dicha acefalía demandaría la inmediata intervención del Gobierno provincial, más aún teniendo en cuenta que en Río Mayo no sólo critican al intendente Rubén Fri (Provech) los ediles opositores del Partido Justicialista y el ARI, sino que además los principales rivales de turno son sus propios legisladores del Provech liderados por la presidenta del cuerpo Paola Santos.

Justamente, la jefa de la bancada oficialista aseguró que en este clima de revuelta social, “la gente está muy molesta porque se viene el Festival de la Esquila y no hubo una organización previa, además porque las calles no están limpias, no hay cuadrilla e incluso no pasa la máquina”.

La presidenta del Concejo Deliberante agregó que además en la localidad “no hay trabajo, no hay actividad, no hay obras y el pueblo está parado. En lugar de seguir adelante se está yendo para atrás”, por lo que tomó distancia de la actual conducción política.

Por último, Santos le dijo a Diario Patagónico que “todos los concejales del Provech y del justicialismo estamos trabajando para que Río Mayo pueda seguir como ellos lo piden, hacia adelante”, agregó.

Lo concreto es que en la movilización de hoy se espera la presencia de autoridades provinciales.

Comentá la nota