Vecinos de Madryn se unen en el reclamo por la inseguridad

Durante más de una hora y media, los presidentes de veinte juntas vecinales de Puerto Madryn analizaron la creciente ola de inseguridad, tras lo cual resolvieron convocar de forma urgente al Ministro de Gobierno Máximo Pérez Catán para que se acerque a la ciudad y reciba pormenores de la realidad que afecta a los vecinos.
De la reunión, participaron los presidentes de las Asociaciones Vecinales de los barrios Julio A. Roca, Agustín Pujol, 21 de Enero, Martín M. de Güemes, 630 viviendas, El Porvenir, VEPAM, América, Don Bosco, Parque Agroindustrial y Roque Azolina, entre otros, hasta conformar un conglomerado de veinte representaciones movilizadas por la preocupación que genera en sus vecindarios la gran cantidad de hechos delictivos de toda índole que los afecta.

Pedido por escrito

Como conclusión del cónclave, "se le hizo entrega a la Coordinadora de Juntas Vecinales de Puerto Madryn, Marcela Curache, de un escrito para que gestione la presencia del Ministro Máximo Pérez Catán en Madryn, para poder plantearle la situación de inseguridad, pero que sea antes del martes próximo", comentó Norberto Monsalvez, uno de los voceros del grupo de vecinalistas.

Entre otras cuestiones, los representantes barriales quieren plantear al funcionario la ingente necesidad de "que el personal policial cuente con las herramientas necesarias que precisa para poder realizar la actividad de prevención que le concierne, porque tienen patrulleros totalmente destruidos, falta indumentaria, no tienen logística, se tienen que comprar la vestimenta, las balas y hasta el calzado. El policía de Madryn pone mucha voluntad y esfuerzo, pero con eso no alcanza, porque resulta que después tiene que ir de a pié a intervenir en un hecho y llega al día siguiente. Hacen falta más policías, pero no como siempre hacen, de incorporar veinte o treinta y que a los seis meses queda la mitad y al año se fueron todos hacia otros destinos del interior provincial o renunciaron a la fuerza por los sueldos tan bajos, porque cobra mejor un empleado de comercio que estiba cajas en un depósito".

Monsalvez citó como ejemplo la Seccional Segunda, que "tiene que cubrir más de veinte barrios, un asentamiento, los parques industriales liviano, pesado y pesquero, para lo cual no cuenta con más de tres o cuatro policías por turno, siempre y cuando no se enferme ninguno, porque si no, no da abasto". Como consecuencia de ese déficit de personal "desde hace varios días que por la tarde y la noche no hay más atención médica ni guardia de enfermería en la salita de primeros auxilios y centro de salud del barrio Pujol 2, ya que no hay personal policial para custodiar la instalación y brindar seguridad a los empleados de la salud", acotó.

Como "la situación es casi caótica para todos los vecinos, y así lo plantearon los presidentes de todas las Juntas Vecinales en la reunión, por lo que si antes del martes próximo no viene el Ministro a Madryn, buscaremos la manera de costear el pasaje para viajar todos hacia Rawson. Esta situación no da para más".

"La inseguridad no tiene color político"

Por otro lado, "esperamos que sean lo suficientemente inteligentes para no vincular esta situación de inseguridad a alguna interpretación política, porque sería poco serio y no se haría nada para responder ante los hechos de inseguridad que padecen los vecinos. Esto no tiene nada que ver con cuestiones políticas, porque si no, lo habríamos planteado en épocas electorales. Sólo hay que ver la realidad para darse cuenta de las necesidades que tiene Policía y las falencias que hay", remarcó Norberto Monsalvez.

"Como presidentes de juntas vecinales no queremos estar metidos en ninguna cuestión política, porque la inseguridad en esta ciudad no tiene color político ni candidatos con aspiraciones. Insisto, sería poco serio y muy relajado perder el tiempo en hacer elucubraciones políticas cuando a los vecinos les roban todo lo que tienen luego de años de trabajo", enfatizó. "Sólo queremos colaborar en buscar alternativas y una solución a este problema de falta de móviles, personal, proyectiles, chalecos, herramientas de comunicación que tanto necesitan. ¡Basta de policías ‘haciendo dedo’ en las rutas! Tienen que ser tenidos en cuenta en los planes de vivienda y los funcionarios recapacitar y darse cuenta que dentro del uniforme hay un ser humano. Hacen venir personal de otras ciudades, como Trelew y Rawson, pero no piensan que dentro del uniforme hay un ser que se desgasta con los viajes y que en vez de ocho horas tiene que estar más de diez alejado de su casa y llega a su hogar sólo a bañarse, apenas comer y descansar".

"Si los particulares no donan, no habría Policía Montada"

Al reforzar la esperanza que los vecinalistas tienen en el personal policial como única posibilidad de recuperar la tranquilidad en los barrios, Monsalvez agregó que "de la Justicia ya no podemos esperar nada, porque a los delincuentes van a seguir en libertad y a ellos no les importa. La única posibilidad de seguridad que poseemos es la Policía y ahora no la tenemos, porque no tienen ni siquiera móviles aptos para trabajar".

En referencia puntualmente a lo que ocurre en su barrio, Agustín Pujol 2, el presidente Norberto Monsalvez remarcó que "pidieron a la Municipalidad y al Concejo Deliberante un lote para instalar la Policía Montada, pero si no fuera porque el personal ha trabajado con esfuerzo propio en conseguir cada ladrillo, porque si no aparece algún particular a donar una bolsa de cemento o arena, ni siquiera se habría podido hacer lo que hasta ahora se logró, en ese lugar no pasaba nada. Si no hubiera quien dona algo, no se podría construir un edificio para la Montada. Se depende de los privados, cuando es el Estado el que lo tiene que hacer. Que pongan lo que necesitan. No es posible tener que ver cómo los propios policías, con pico y pala, trabajan de albañil para tener un lugar donde atender al vecino o proteger a los animales, cuando ese tiempo podría ser utilizado para caminar la calle en tarea de prevención".

Comentá la nota