Vecinos de Lomas vuelven a pedir la colocación de medidores de luz

Los vecinos de Lomas piden que Edesur coloque los medidores de luz para que cuenten con el servicio de energía eléctrica.
Es que hasta el momento sólo hay un transformador comunitario que no da abasto para las más de 5 mil familias. Ya se manifestaron en el Municipio y recibieron el compromiso de que "autoridades intervendrían en el problema". Dicen que nadie les brindó soluciones.

Más de cinco mil familias del barrio Juan Manuel de Rosas volvieron a pedir al municipio de Lomas de Zamora la intervención ante los representantes de Tierras para obtener la legalidad de los terrenos que habitan hace más de diez años. El objetivo central es que allí se puedan funcionar servicios básicos, como la energía eléctrica.

Los vecinos quieren que Edesur se haga cargo de la colocación de los medidores, incluso reclamaron ante las autoridades comunales para que esto se ponga en marcha, algo que aún no han logrado pese a haber recibido el "compromiso de la Comuna", según aseguran.

Hace una década más de cinco mil familias del barrio carece de medidores y se abastece de energía eléctrica a través de un transformador comunitario, pero en los últimos dos meses sufren constantes cortes de luz por la gran demanda, por lo que pidieron que el Municipio intervenga ante la empresa proveedora.

"Edesur recorrió el barrio la semana pasada y observó cuál es la situación del cableado, pero nos dijo que no pueden colocar los medidores en cada casa sino somos dueños de los terrenos", manifestó Susana Brito, una de las vecinas.

Y agregó: "Lo que conseguimos es que realicen un cambio completo de los cables que se extiende a lo largo del barrio y van a cambiar varias cajas proveedoras de energía para que no se acumulen decenas de bocas en una sola, colapse y se queme".

Ahora lo que pide este grupo de vecinos es que el municipio intervenga ante los representantes de Tierras para obtener la legalidad de los terrenos y así poder colocar los servicios básicos e indispensables.

Los residentes de este barrio señalaron a este medio que compraron las tierras pero nunca les entregaron ningún comprobante. "Estas tierras se las compraron a un hombre representante de una cooperativa y que nunca les dio un comprobante ni escritura de que certifique su pertenencia. Algunos dicen que estos terrenos tienen dueño, otros dicen que figura en el municipio como un basural, pero lo que nos importa es que nos den una solución y que podamos tener las necesidades básicas cubiertas", indicó otra de las vecinas, Silvia Báez.

"Queremos una solución concreta porque hace meses que venimos reclamando y nadie nos escucha. Pretendemos que nos ayuden a legalizar nuestras tierras porque nosotros pagamos por ella", sostuvo Báez.

Comentá la nota