Vecinos de Lima se manifestaron en la Municipalidad

Surgida como medida de reclamo en el seno de una asamblea abierta realizada el miércoles en la noche por JICRELI (Junta Institucional para el Crecimiento de Lima), se llevó a cabo una manifestación en las puertas del Palacio Municipal de la que participó un centenar de vecinos limeños.
La columna de manifestantes que arribó a la ciudad en una caravana compuesta por varios vehículos se concentró en frente al Municipio, donde se daba inicio a la primer sesión ordinaria de prórroga del Concejo Deliberante, luego de pasar por el Centro del Comercio e Industrias de Zárate donde se desarrollaba el primer taller participativo para aunar propuestas para modificar el centro de la ciudad. En las escalinatas del palacio Municipal con cánticos, bombas de estruendo y carteles, exigieron al intendente Osvaldo Cáffaro que cumpla con sus promesas de campaña y de gobierno.

Las protestas se profundizarán en las próximas semanas. El domingo, se manifestarán frente a la delegación del Ejecutivo en Lima.

"En concreto queremos que haya plan de gobierno para la localidad", dijo Mariano Rosich, presidente de JICRELI. "No hay política de salud, de obra pública, directamente no hay política de gestión, la gente entra a la Delegación y no encuentra respuestas", agregó.

Aunque al principio, con custodia policial, se cerraron las puertas del Municipio pese al desarrollo de la asamblea legislativa abierta a la comunidad, los vecinos lograron ingresar para exclamar también ante los ediles el descontento de un sector de Lima por el estado de abandono del lugar. "Esto es un desencadenante de las sucesivas faltas de respuestas", manifestó Rosich, "por eso se ha decidido hacer una campaña para que todo el mundo sepa la disconformidad que la población tiene con esta gestión, la gente nos plantea la falta de presencia por parte del Ejecutivo en las gestiones para la localidad y eso desencadena mucha bronca, la gente no da más y se empieza a manifestar de distinta manera".

El presidente de la Junta Institucional no descartó la continuidad de las protestas a lo largo de la semana próxima. Además, Rosich anunció que los pobladores de esa localidad exhibirán en sus comercios, negocios y hasta casas de familia, el listado de peticiones que todavía no han sido cumplimentadas pese a los compromisos asumidos por la actual gestión de gobierno.

"La gente considera que hay una traición hacia su progreso porque el intendente fue a dar la cara y a hacer promesas durante la campaña y hoy no está cumpliendo", dijo y cuestionó, "lo invitamos para hablar en varias oportunidades y nunca se acercó, eso es una contradicción porque en Zárate se convoca a los vecinos para hablar de reformas en el Centro y en Lima, donde se lo llama constantemente, no se hace presente". Tras permanecer por espacio de varios minutos en el Concejo Deliberante sin que los concejales salieran a recibirlos, improvistamente se retiraron sin antes no anunciar que mañana se concentrarán frente a la Delegación.

DACOSTA: "EL PUEBLO NO ESTA ABANDONADO"

El delegado del Ejecutivo municipal en Lima, Oscar DaCosta minimizó la protesta por considerar que se trató de un grupo minúsculo en relación al número de habitantes de la localidad y defendió el proyecto político del intendente Osvaldo Cáffaro a quien se ratificó en las últimas elecciones legislativas de este año.

"El pueblo no está abandonado", le dijo el funcionario a LA VOZ. Sin embargo, reconoció que hay muchas cosas por hacer, "en toda gestión siempre hay dificultades pero con esta Lima cambió mucho". DaCosta expresó su sorpresa sobre la actitud adoptada por los vecinos en general y por JICRELI en particular dado que, a su entender, "la relación venía bien". Expresó que las puertas de la Delegación "están siempre abiertas" y que el diálogo nunca se cortó por parte del Municipio. "Es fácil gritar desde la tribuna pero hay que ponerse los pantalones cortos dentro de la cancha, no es cuestión de sacarse fotos cuando todo está bien", agregó el funcionario, "hay reclamos que son justos pero hay que reconocer que mucho está en vía de solución, van dos años de gestión y todos los avances están a la vista". El subsecretario sostuvo que la gestión del intendente Cáffaro mantiene absolutamente activas todas las tareas encaradas y comprometidas de infraestructura y desarrollo humano. "Tenemos doble turno de trabajo en el Corralón, estamos haciendo zanjeos que hacía mucho no se hacían, se firmaron cuatro convenios importantes con Nucleoeléctrica Argentina, estamos llevando a cabo todas las obras que se pusieron en marcha después de más de cuarenta años de atrasos en el pueblo, los pluviales, la rotonda", dijo, "nada esta parado, hay una demora en la iluminación del acceso pero ya se destrabó, tuvimos un mes de paro municipal, un mes de lluvia, no es que las obras están paradas, fueron otros factores los que influyeron". Sobre cuales son, a su entender, las motivaciones de los vecinos que se manifestaron frente al Municipio, aunque no desestimó que haya reclamos genuinos, dijo que "creo que atrás de esto hay una mano negra, venimos siendo vapuleados desde hace tiempo y se ponen muchos palos en la rueda, a veces las herramientas de la política se usan en beneficio propio no de la gente".

En relación al cronograma de protestas que anunciaron las autoridades de JICRELI, DaCosta dijo que "si quieren reclamar que lo hagan pero pacíficamente, nosotros vamos a seguir con el proyecto político del intendente".

Comentá la nota