Vecinos impiden entrega de barrios, disconformes con la adjudicación

La gente hacía anoche ‘guardia' frente a las viviendas. El intendente cuestionó el listado de beneficiarios.
Las adjudicaciones de viviendas sociales generaron una nueva polémica en la ciudad de Belén. El problema comenzó el lunes cuando trascendieron algunos nombres del listado de adjudicatarios de las 60 viviendas -integradas a dos barrios- que iban a ser entregadas ayer con la presencia del Gobernador de la Provincia.

Pero todo quedó frustrado: los vecinos que no aparecían en el listado decidieron trasladarse a los barrios y hacer guardia frente a las viviendas para que no sean entregadas. Y desde la Secretaría de la Vivienda se desarticuló inmediatamente la entrega hasta tanto se resuelva el conflicto.

Conforme avanzaba la jornada, el clima de tensión iba en ascenso. El fiscal de Belén, Jorge Flores, se hizo presente en el lugar y les advirtió a los vecinos que si tomaban las casas estarían incurriendo en el delito de usurpación y tendría que desalojarlos. Anoche, al cierre de esta edición, la Policía estaba apostada en el barrio tratando de evitar que el problema pase a mayores.

El tema que disparó el conflicto fue el listado de adjudicatarios que, según aseguró el mismo intendente de Belén, Daniel Ríos, estaba integrado por personas a las que no les correspondería una vivienda.

También los concejales del FCS y de la oposición estuvieron intentando mediar entre los dos bandos: de adjudicatarios y los que esperan la adjudicación. El concejal Genaro Contreras (FCS) aseguró que el problema se había suscitado porque no se había publicado con suficiente anticipación el listado de preadjudicatarios, como para que los que no estuvieran de acuerdo pudiesen plantear objeciones. Por su parte, Ríos clamaba ayer por la presencia de "una autoridad del IPV con poder de decisión" para poder resolver el clima de tensión. No es la primera vez que el Gobernador debe modificar su agenda por problemas en la entrega de viviendas.

350 Familias de Belén están inscriptas en el IPV y reunirían las condiciones para acceder a una vivienda. Sin embargo, hay 800 familias que demandan una casa, según el edil Contreras.

Comentá la nota