Vecinos habían alertado sobre los riesgos del barrio Antigua Estación Basílica

Vecinos del barrio Antigua Estación Basílica (Donde se produjo la tragedia del sábado) presentaron el pasado año a las autoridades municipales una nota donde señalaban los riesgos por la circulación de vehículos a alta velocidad y la necesidad de prevenir futuros accidentes.

"Solicitamos con todo respeto que se tomen las medidas necesarias y oportunas para tratar de revertir esta situación que con el correr de los meses se está agravando antes que tengamos que ver alguna situación irremediable" dice el escrito.

Según explicó Diego Montivero, vecino del barrio, el pedido fue formulado porque resultan comúnes las picadas, se observa poco personal policial y de control municipal y se cometen todo tipo de infracciones.

La problemática generó oportunamente la sanción de proyectos de comunicación del Concejo Deliberante para colocar mesetas reuctoras de velocidad en distintas esquinas, inclusive en la que el pasado sábado le costó la vida a dos enfermeras.

El proyecto 133/2008 del HCD (Ver copia aparte) consideró viable la propuesta de la dirección de tránsito de la municipalidad, pero según cuentan los vecinos, la obra para colocar reductores de velocidad nunca se realizó.

Asimismo, el proyecto de comunicación 44/2008 solicita al ejecutivo "arbitrar los medios necesarios para dotar de mayor seguridad a la zona circundante de la Plazoleta Antigua Estación Basílica, y zona aledaña, donde los vecinos destacan la escasa o nula presencia policial".

Montivero, contó que junto otros vecinos se reunieron hace 2 meses con el Secretario de Gobierno, José Armaleo y el Subsecretario de Control Urbano Oscar Clarensio solicitándole verbalmente "que se revean temas como el cambio de manos, que se agreguen reductores de velocidad, control de velocidades, uso de elementos de seguridad mayormente en las motos que, sin casco, sin patentes, sin seguro, sin registro circulan libremente, también control por carreras callejeras, personas transitando en presuntamente estado de ebriedad y/o con efecto de estupefacientes".

"A dos días de este trágico accidente podemos ver como no hay ningún control de las autoridades municipales como de la Policía para que no se vuelva a repetir" dijo el vecino en representación de muchos habitantes del barrio.

Comentá la nota