Vecinos fueron a reclamar a la Municipalidad por sus viviendas

Media hora antes del mediodía del miércoles llegaron hasta las puertas de la Municipalidad más de 60 adjudicatarios del Plan Federal de Viviendas, con la firme intención de ingresar y obtener una respuesta a la situación que los embarga desde hace un largo tiempo.
Se concentraron a pocos metros de la escalinata principal y liderados por el concejal Rubén Viglianchino, y después de una breve charla de pocos minutos decidieron entrar. Lo hicieron ordenadamente y tras permanecer algunos segundos en el hall del edificio fueron invitados a pasar a la Sala de los Intendentes, donde los recibió el director de Viviendas, Daniel Torres, a quien luego se sumó el arquitecto Guillermo Montenegro, quien anteriormente fuese máximo referente de esa dependencia.

Tomó la palabra el edil allí presente y en nombre de la gente solicitó una explicación concreta: "que se escriba cuál es la verdadera situación del Plan Federal de Viviendas, a través de los trámites que han hecho en el Ministerio. Escríbanle a la gente cómo es el tema, porque en realidad la gente no tiene porque juntarse así, porque ustedes son parte de una propuesta de gobierno que tiene que terminar los barrios".

Una y otra vez repitió que lo que querían todos es que la respuesta llegase por escrito, con la firma del propio Intendente, y que en su desarrollo se expliquen diferentes detalles, pero que todo lleve la debida firma del jefe comunal.

"Me parece que el Intendente tendría que estar acá y que la gente se enoje con el que se tiene que enojar, con el responsable directo. Antes era Erreguerena, ahora es Pérez, porque ésto no es una estancia que se compra o se vende. Tiene perso-nería jurídica, por lo tanto el que entra tiene que hacerse cargo, tanto en las malas como en las buenas", añadió.

DISTINTOS CASOS

Esta expresión de Viglianchino recibió el apoyo de los presentes, inclusive alguno vociferó que "cuando necesitan votos van a buscarnos, ahora no nos atienden", mientras que otros intentaron explicar sus casos puntuales.

Seguidamente, pidió la palabra una mujer que paralelamente exhibió un picaporte y dijo que ello era lo único que le habían entregado, con la promesa que luego le otorgarían la casa, pero que hasta el momento no había recibido nada.

Otra vecina que participó del encuentro dijo que lo que deseaba personalmente era que le aseguraran la fecha en que le entregarán su vivienda. "Yo paso todos los días, veo mi casa y en cualquier momento me meto con mis hijos y que me saquen como puedan. Usted sabe lo que es acostarse a la noche y pensar cómo pago el alquiler", manifestó entre sollozos y el aplauso sentido de todos los presentes.

Y una tercera hizo ver que a ella particularmente le agradaría ver mayor movimiento en lo que concierne a este tema y que se vayan entregando las casas que estén en condiciones, dado que si bien todos tienen necesidad de la casa propia, existen casos de familias a las que les urge disponer de su vivienda.

TOMAR DECISIONES

Algunas de estas cuestiones fueron canalizadas por el arquitecto Montenegro, quien les recordó a los manifestantes que en su caso personal atendió la requisitoria de cada uno de los vecinos que ocasionalmente se acercaron, y que les explicó en cada caso como marchaba esta situación.

A su turno, Torres afirmó que "a mí me interesa conocer personalmente cual es el problema de cada uno de ustedes, pero yo no puedo tomar decisiones al nivel de lo que determine el Intendente. Yo le voy a transmitir al Intendente la inquietud de ustedes, para eso estoy acá. Si algún día ustedes se enojan con nosotros lo tendremos que aceptar".

EL 7 DE OCTUBRE

Finalmente, y luego que las discusiones que siempre se desarrollaron en un clima de comprensión por ambas partes -dentro de todo lo que significa el momento por el que deben pasar los adjudicatarios del Plan Federal de Viviendas-, se tomó una determinación por parte del grupo de vecinos y del concejal Viglianchino, que no tuvo más remedio que ser aceptada por los anfitriones.

Acordaron reunirse el miércoles 7 de octubre, a las 11.30, nuevamente en el acceso a la Municipalidad para luego ingresar al mismo lugar de ayer y conocer la respuesta por escrito y con la correspondiente firma del intendente José Luis Pérez.

Comentá la nota