Vecinos de La Florida usarán banca participativa

Se referirán, en la última sesión ordinaria del año, el 24 de noviembre, a la problemática del basural. Aseguran que esta mañana en el predio aún había focos de incendio como los denunciados la semana anterior.

Luego de que los ex combatientes hicieran uso de la banca participativa, ahora le toca a los vecinos de La Florida, para referirse a la problemática del basural.

"Los vecinos de La Florida conseguimos la banca participativa”, comentó Luis Aro, uno de los que permanentemente se encuentra movilizado por la gran la contaminación y molesta que genera el basural que se encuentra radicado desde hace años en la zona y se esfuerzan en resistir, ante el rechazo y la ignorancia a su pedido de parte de las autoridades.

Aro estuvo junto a otros vecinos esta mañana en la Plaza San Martín, donde se habían autoconvocado al igual que o hicieron el lunes pasado para decidir acciones a tomar y además mostrar la realidad ambiental existente, cosa que no pudo ser posible dado que a esa hora una persistente lluvia comenzó a caer sobre la ciudad.

De todas maneras se intercambiaron impresiones. Por su parte, el vecino Aro comentó: “Estoy leyendo y asesorándome, tendremos la oportunidad los vecinos de usar la banca participativa, y esto será realidad tras las gestiones y reclamos realizados, el 24 de noviembre próximo, en la última sesión ordinaria del año”. En este sentido aseguró que está reuniéndose con muchos elementos legales y científicos para poder tener un panorama cabal del problema con el basural, al que consideran “de facto” y por el que enviaron varias cartas al gobernador Daniel Scioli, sin tener aún respuesta.

Por último, Aro comentó que esta mañana aún había focos de incendio como los denunciados la semana anterior en el basural. “La gente de la ciudad no se da cuenta pero lo está respirando todo el tiempo”, coincidió Aro sobre el humo.

Los vecinos, además, siguen confeccionando láminas con elocuentes fotografías que muestran el panorama actual en la materia, más que preocupante.

Comentá la nota