Vecinos de La Florida exponen su queja y sugieren que podrían iniciar acciones legales

Hicieron uso de la banca participativa. Hablaron de las leyes y ordenanzas que no se cumplen, y realizaron un recuento de todo lo actuado judicialmente. Exigen que se intime al Ejecutivo y se erradique el basural.
El vecino Luis Aro exigió en nombre de sus pares de la zona de La Florida –que están ya hartos de los problemas que les acarrea el basural municipal– que se intime al Departamento Ejecutivo a cumplir con las ordenanzas 5527/02 y 6202/06 a fin de que con el tratamiento integral de los residuos sólidos urbanos se erradique definitivamente el “monstruo contaminante” que los aqueja. Lo hicieron en uso de la banca participativa en la sesión de este lunes por la noche en el recinto del Concejo Deliberante.

Las presión ejercida en estos días, hizo que el tema fuera tomado como prioritario en el comienzo de la sesión (en la que estuvieron ausentes los concejales Martín Zubeldía y Miguel Etchegaray), por lo que Aro inmediatamente ocupó una banca que le cedió para que use la palabra el edil de la COPEBO, doctor David Valerga, quien justamente ha sido uno de los impulsores partícipes de la redacción y presentación de la ordenanza aprobada (y que no se cumple) de tratamiento integral de residuos.

“Si no responden a nuestro justo y urgente requerimiento, nos dejan sólo una vía: la judicial”, dijo Aro sobre el final de su exposición, que fue seguida por una buena cantidad de ciudadanos que se acercaron, con carteles y barbijos, a expresarse en solidaridad y apoyo ante la problemática y descontentos con la política ambiental en general de la ciudad. En el recinto también estuvo tras la barra y entre el público el coordinador municipal del basural de La Florida, Nicolás Ciampa.

“Nos están intoxicando, están destruyendo nuestro hábitat, han tomado decisiones sin consultarnos desoyendo nuestras peticiones y reclamos y en contra de la Ley”, dijo en un pasaje de sus palabras el vecino Aro.

De parte de los habitantes de la zona de La Florida historió el conflicto, fechando en el año 1994 la instalación del basural en prolongación de avenida 29 y ruta provincial 41. “Se comenzó a arrojar basura en el lugar sin resolución administrativa alguna que avalara tan arbitraria decisión y menos aún sin respetar el ámbito formal que requiere un emprendimiento de este tipo”, planteó el vecino.

Dijo luego que en 2004 se confeccionó la resolución 384/04 para solicitar al Ejecutivo la erradicación del basural, y que en ese mismo año se determinó mediante análisis que el agua en el sector aledaño al basural no es potable.

Aro habló también del expediente 230/06 por el que la Fiscalía Federal de Mercedes solicitó a la Gendarmería la peritación a través de la Policía Científica, por contaminación ambiental en el basural, y que en este peritaje se sugiere la realización de medidas para mitigar el daño causado. “Todo esto sucedía aún cuando ya estaba en vigencia la ordenanza 5527/02, sancionada precisamente cuando presidía el Concejo el actual intendente municipal, y por medio de esta se creó el Comité de Gestión para los Residuos Sólidos Urbanos, que debió estar integrado por representantes de distintas organizaciones comunitarias e instituciones, incluido el Ejecutivo y el Concejo Deliberante, entre muchas otras, pero el comité se esfumó”, afirmó el vecino y recordó, asimismo la ordenanza sancionada el 26 de junio de 2006, para el manejo integral de los residuos. “La ordenanza pasó al olvido, sin que nadie se entere, también ustedes señores legisladores, que como organismo de contralor podrían haber hecho cumplir lo que ustedes mismos acuerdan, pero a pesar de los reclamos de los vecinos y la preocupación de la prensa local, omitieron pronunciarse para hacer operativa la mencionada norma”, marcó.

Por otra parte, el vecino indicó que se violan las leyes nacionales y provinciales. La Ley general del Medio Ambiente Nº 25.675, que respondiendo al mandato del tercer párrafo del artículo 41 de la Constitución Nacional establece los presupuestos mínimos en materia de protección ambiental.

Por último, también acercaron una “propuesta de solución”: un proyecto elaborado por la Comisión Interdisciplinaria de Medio Ambiente (CIMA) sobre gestión de manejo integral de los residuos sólidos urbanos, proponiendo además posibles lugares donde podría radicarse el emprendimiento: las 450 hectáreas fiscales del Campo San Ignacio, o en las tierras que quedan desocupadas donde se ubica la Planta Depuradora, y también como posible hablaron de la recuperación de las tierras que fueron cedidas a la Nación para la construcción de una cárcel.

Al término de su participación, el vecino Aro, tras los aplausos y el reconocimiento de los presentes, fue abordado por algunos periodistas y le preguntaron si se llegará a tomar acciones legales: “No puedo adelantar eso pero vamos a hacer todas las acciones que sean necesarias para sacar el basural de allí, no lo soportamos mas. Y le hemos dicho que si no accionan nos quedará el paso de la justicia”, dijo. Además cuestionó a las autoridades y responsables de medio ambiente de la comuna: “Conversaciones no tenemos, y si el jefe dice que esta todo determinado ya no tiene sentido hablar con ellos”, dijo y destacó que hay un importante peligro de que se vuelva a incendiar todo, ante el calor y las emanaciones de gases.

Comentá la nota