Vecinos estafados encontraron solución

Vecinos estafados encontraron solución
El delegado de la zona afirmó que será "la misma persona que actuó de mala fe" quien se haga cargo de resarcirlos. Destacan la actuación del municipio y del Banco de Tierras.
Luego de una reunión que vecinos de Estación Chapadmalal mantuvieron con autoridades de la Justicia Federal, se determinó que Rolando Leonel Herrero, la persona que los estafó vendiéndoles terrenos fiscales y privados, será quien se haga cargo del pago de las tierras que hoy están en instancia de subasta.

"Hace veinte días viajamos e hicimos una presentación de defensa con una oferta económica hacia la quiebra, que en principio fue aceptada por lo que la subasta quedó en suspenso. Pero además, logramos que quien estafó a los vecinos, en estos cinco casos, se va a hacer cargo económicamente de los importes que correspondan a cada lote. Logramos que esta persona se hiciera cargo de lo que de mala fe el vendió y cobró", comentó Ernesto Lenzo, el delegado de estación Chapadmalal.

Según explicó el funcionario, las escrituras de los terrenos se formalizarán una vez que Herreno efectivice los pagos y el juez anule completamente la subasta y la quiebra. "Mientras tanto los vecinos siguen en sus lotes", indicó.

Para el delegado municipal, la intervención del gobierno local para acercar y arrimar soluciones a la problemática de los habitantes de esa zona de la ciudad, fue fundamental. "El desempeño del municipio es para resaltar, pero sobre todo el de Javier Wollands (titular del Banco de Tierras) que en todo momento acompañó a los vecinos damnificados", sostuvo el funcionario.

Fue a mediados de año, que Woolands reconoció que varios vecinos del barrio Chapadmalal habrían sido estafados por Rolando Leonel Herrero, quien les habría vendido lotes de procedencia fiscal o privada como si fueran de su propiedad. Frente a este ilícito, cinco familias del sector radicaron una denuncia ante la Fiscalía de Delitos Económicos para que se investigue y juzgue al hombre.

Que se judicialice la presunta estafa cometida por Herrero fue un pedido expreso de Woolands. Según había señalado el funcionario en aquel entonces, el municipio no tiene más injerencia que orientar a las personas que fueron estafadas y solicitar a toda la población que esté atenta e informada respecto al procedimiento de adquisición de terrenos.

En este sentido, y con el patrocinio legal de Claudio Bardelli, las familias radicaron una denuncia por la presunta comisión del delito de acción pública, tipificado como "estafa", ante la Fiscalía de Delitos Económicos, a cargo de Eduardo Amavet. En la presentación judicial se inscribe a Rolando Leonel Herreno como el autor de la venta de lotes, mediante boletos de compraventa, en el antiguo paraje La Florida, hoy Estación Chapadmalal.

Según se detalla en la denuncia, los damnificados descubrieron que los terrenos pertenecían a la masa de acreedores de una quiebra de Buenos Aires, que se rematarían. Los vecinos se enteraron de esta situación por la presencia en el lugar de un oficial de Justicia que pretendía realizar un mandamiento de constatación.

Por los comentarios de los denunciantes, Herrero vendía los lotes con apariencia de dueño y además hacía certificar la firma de los compradores ante escribano.

Comentá la nota