Vecinos de Estación Norte piden no ensanchar la Avenida Libertad

En los últimos días se informó sobre el proyecto para ensanchar la avenida Libertad a realizarse en el año 2010. La propuesta consiste en ampliar la capacidad de la misma en su extensión desde Champagnat hasta la costa. Así, las actuales veredas, que son de las pocas en Mar del Plata en donde existe una doble arboleda de añosos ejemplares, se vería muy perjudicada.-

La obra comenzaría en la avenida Champagnat y terminará en la costa y desde el gobierno municipal aseguran que es necesaria por el ingreso y el egreso de colectivos de larga distancia que se generará por la nueva estación de ómnibus.

Vecinos de la Estación Norte, por el contrario, realizaron cálculos en donde señalan que se ganarían 7 metros de ancho, lo que equivaldría a la pérdida de casi 20.000 metros cuadrados de espacio verdes (equivalente a dos manzanas a remplazarse por asfalto).

Esta obra recibió el apoyo del intendente y para muchos significa un progreso. Evidentemente, no para todos.

En estos tiempos la comuna estaría trabajando en el diseño de licitación y mantiene conversaciones con funcionarios del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires.

Según Pulti, la obra tiene un presupuesto de más de 8 millones de pesos. Desde Estación Norte, indican que este trabajo "nos muestra la poca conciencia que existe entre nuestros gobernantes y en la sociedad sobre la importancia de conservar en las áreas urbanas las áreas arboladas".

En su rechazo al proyecto, los vecinos indican que "actualmente estas arboladas son espacios donde los niños juegan, gente sale a trotar, los vecinos pasean a sus perros y los caminantes disfrutan de su sombra en los meses de verano mientras pueden admirar la belleza de esta extensa arboleda ¿en que va beneficiar a la calidad de vida de los vecinos este "progreso"?".

La zona cambió su fisonomía en las ultimas décadas, con la construcción de varias torres, edificios, viviendas y locales, aumentando la densidad de población. Este aumento acrecentó paralelamente la necesidad de espacios verdes para la recreación y el esparcimiento.

Ante la aclaración por parte de los funcionarios oficiales de que "intentaran" salvar los árboles trasladándolos, desde Estación Norte se preguntan interrogantes no menores: "¿ A donde?, ¿cómo?" y no confían en esa voluntad al considerar a los funcionarios muy poco preocupados por los temas ambientales.

Comentá la nota