Vecinos enojados por basural en Barranqueras

Vecinos de dos barrios de Barranqueras expresaron su malestar y preocupación por el basural a cielo abierto que se formó en la zona de UCAL frente a la rotonda de Villa Forestación, en avenidas Mosconi y 9 de Julio, donde se arrojan residuos de todo tipo, animales muertos y hasta el barro que el municipio retira de otros lugares.

El domingo, a las 10, harán una reunión de vecinos para tratar este y otros temas que preocupan a la comunidad, en el ex centro de Salud de Villa Forestación.

Así lo señalaron José Luis Rodríguez, María Ana Medina y Analía Gómez de López, entre otros vecinos del barrio UCAL y de Villa Forestación, que son los lugares que más se ven afectados por basural, donde es frecuente ver a autos particulares, carritos y hasta camiones del municipio de Barranqueras, descargando residuos.

Los vecinos remarcaron que quienes pasan por el lugar, lo hacen lo más rápido posible, porque el olor que desprenden los residuos es insoportable, y lo que es peor, el lugar se convirtió en un verdadero foco de infección que pone en riesgo la salud de la población. Recordaron que a principios de este año se encontró un feto humano en el basural, junto a los restos de varios animales muertos.

Los vecinos hicieron un llamamiento a las autoridades provinciales y del municipio para que se tomen medidas para erradicar el basural, de modo de evitar que se propaguen enfermedades.

Por su parte, Aurelio Díaz, que acompañó el reclamo de los vecinos, dijo que el municipio de Barranqueras envía camiones al lugar para que rellenen un terreno privado que es administrado por una inmobiliaria. "Es la inmobiliaria San Juan", detalló Díaz.

Reclaman señalización

La gente de Villa Forestación y el barrio UCAL también reclamaron la colocación de señales de tránsito y semáforos, que permitan el paso seguro de alumnos sobre la avenida 9 de Julio, en la zona de la Escuela 433. Es que muchos estudiantes de ese establecimiento deben cruzar la avenida cuando salen de clase para dirigirse a sus hogares, y deben hacerlo en horarios en los que la 9 de Julio tiene un intenso tránsito. "Hay días en que la avenida es una pista de carreras", señalaron los vecinos.

"Por ahí pasan vehículos a gran velocidad, colectivos, camiones, es una pista de carrera.

En los últimos años se registraron cuatro muertes. El año pasado una niña de diez años, perdió la vida cuando se dirigía a su casa luego de salir de la escuela", recordaron.

Otro tema que preocupa a las comunidades barriales, es el estado de abandono en que se encuentra el galpón donde funcionaba la ex embotelladora de 7UP, que ahora es utilizada como aguantadero para esconder motos y bicicletas robadas.

"Es una zona oscura, sumamente peligrosa", alertaron, a la vez que pidieron a las autoridades que den una respuesta al problema. Una de las propuestas que analizan los vecinos es la posibilidad de transformar ese lugar abandonado en algo útil, que sirva para generar trabajo.

Comentá la nota