Los vecinos deberán pagar la obra de pavimentación

El Gobierno argumentó que lo hace para evitar la acción judicial de vecinos que han pagado la obra hace más de 22 años. Los ediles trataron sobre tablas un proyecto que elevó el Ejecutivo; la oposición lo rechazó y recalcó que la obra de la Nación no tenía costo para la gente
La ciudadanía deberá pagar la obra de pavimentación que realiza el Ente Intermunicipal de Desarrollo Regional (Eninder) en Villa Nueva con fondos de la Nación. Ayer, el Concejo Deliberante, en una sesión que se desarrolló en horas del mediodía y que fue muy extensa, aprobó un proyecto que llegó del DEM (Departamento Ejecutivo Municipal) en ese sentido.

Los tres ediles de la oposición (los radicales Sandra Bailone y Javier Pérez y la juecista Olga Vivas, de Todos por San Martín) rechazaron con duros términos el tratamiento sobre tablas, y, naturalmente, el contenido del proyecto.

El Gobierno de Guillermo Cavagnero envió al Legislativo una propuesta por la que se determina la contribución por mejora de la obra de asfaltado de calles, entre otras. La comuna tuvo autorización del Gobierno de Cristina de Kirchner para el cobro de la misma y entendió que "con la intención de evitar la acción judicial de repetición por parte de los vecinos que han pagado la obra hace más de 22 años, lo que implicaría demandas por grandes montos al municipio", debía reglamentarse la cuestión. Determinó el valor del metro de frente en 450 pesos, con diferentes alternativas de pago.

La concejala Olga Vivas fue la primera que planteó el rechazo. "¿El intendente les preguntó a los vecinos si podían pagar? Le agradecíamos a la Nación y ahora resulta que vamos a cobrarle a los habitantes", expresó y se opuso al tratamiento sobre tablas, demandando reuniones con todos los centros vecinales para conocer la opinión del pueblo. "La gente se creyó que se lo regalaban. Hoy no tengo cara para decirle a los vecinos que a partir de tal día deben pagar", subrayó.

Pérez, en tanto, tiró un dato inquietante. Sacando cálculos de lo que se le cobrará a los frentistas, concluyó en que se recaudará "alguito" de lo que costó el asfaltado de cada cuadra, con lo que dejó sobrevolando en el ambiente la sospecha de los sobreprecios en obras ejecutadas a través del Eninder, de lo que tanto se habló en el último año. Y dijo: "Antes de las elecciones, en cada inauguración Cavagnero debió haber dicho que la pavimentación se cobraría. De entrada se debió haber hablado con claridad".

Sandra Bailone se sumó: "El propósito recaudatorio no puede estar por encima de la ética y el compromiso. El pueblo interpretó que la obra era subsidiada y de la noche a la mañana no podemos salir con esto. Es tirarle, de repente, una deuda al ciudadano común".

Ante la avanzada de la oposición, la edil oficialista Angela Forneris tomó la palabra. Curiosamente, buceó en lo que habían hecho los gobiernos anteriores en torno a la pavimentación (se sabe que cobraron por una obra jamás concretada) para decir que "eso es mucho más injusto". "Tenemos que ser solidarios con los que no tienen obras, con el dinero que se cobra se pueden hacer más trabajos", remarcó. "Estamos criticando siempre el clientelismo y ahora parece que estamos peleando para que los ciudadanos no paguen. Me desconcierta la oposición", lanzó.

Bailone le respondió de inmediato. "Si otros gobiernos se equivocaron, no es consuelo nuestro. Tenemos que actuar de manera independiente a lo sucedido. A usted, concejala Forneris, más de una vez la escuché decir que la obra estaba subsidiada. Usted es la que desconcierta."

"Siempre supimos que era subsidiada, pero también que algo se iba a cobrar", saltó la también oficialista Carla Alzugaray. Vivas tuvo el mejor bocadillo: "Dígame, usted cuando compra algo, ¿no pregunta cuánto cuesta? No pueden decir: se lo dejo y después paso a cobrarlo".

Palabra del presidente

En esta ida y vuelta se metió el presidente del órgano legislativo, Francisco Bordini. "Durante sus visitas a los centros vecinales, en la campaña electoral, el intendente siempre dijo que la obra se iba a cobrar."

"Veremos qué dicen los vecinos ante esto", cerró Bailone.

El titular de la bancada Unión por Córdoba-Frente para la Victoria, Mauro Bizzarri, quiso "comprender" a los legisladores opositores. "Entiendo que tienen dudas", confesó. Pero, llamativamente, sugirió convocar al vecindario para el 19 de noviembre, cuando se desarrolle la Audiencia Pública por la Tarifaria y Presupuesto 2010, aunque con la norma ya aprobada.

La oposición saltó. "¿De qué sirve la presencia del vecino cuando esté todo cocinado?", se preguntó Bailone junto a su par de bancada y Vivas.

Así, el oficialismo levantó la mano para aprobar el proyecto sobre tablas y los ediles de la Unión Cívica Radical y Todos por San Martín se mantuvieron en su negativa.

Además...

Iguales posiciones tomaron las distintas bancadas con el proyecto del DEM de determinar la contribución por mejora de la obra de cordón cuneta y de cloacas, en este caso en el sector sur de la ciudad. En el primero de los casos, la iniciativa aprobada establece que obtenido el 70% de adhesión de los frentistas, será obligatorio el pago del cordón cuneta.

En ambos ítems, la oposición rechazó el tratamiento sobre tablas, pero como Unión por Córdoba es mayoría, salieron las ordenanzas.

Antecedentes

En una recorrida que hizo a mediados de año con la prensa por diferentes frentes de obra, Cavagnero señaló que se pensaba cobrar un porcentaje de la obra de pavimentación a los vecinos, para poder realizar, con ese dinero, más trabajos.

El 1 de agosto, consultado por EL DIARIO, el ex intendente Marcelo Frossasco advirtió que la gente "debe saber" que estas obras, que se realizan con dinero del Estado nacional, no tienen costo alguno para los frentistas. "Yo he presenciado el momento en que tanto el ex presidente como la actual presidenta dijeron claramente que estas obras no deben cobrarse, que son para dotar de infraestructura a los pueblos y dar trabajo", dijo.

Comentá la nota